10/04/2006

CORDOBA, TIERRA DE TOROS


Córdoba suele ser conocida por su Califato taurino, pero su importancia en el mundo ganadero, ha pasado practicamente desapercibida para la mayoría de los aficionados a los toros. En los campos de Córdoba, pastaron entre otras las vacadas como las del Marqués de los Castellones, García Pedrajas o Indalecio García Mateo, toradas de gran importancia en sus respectivas épocas. Hoy lo hacen los legengarios Saltillos, los nuñez de Alcurrucen, los arranz de Ramón Sánchez, los santacolomas de La Quinta, los urcolas de Alonso Moreno, los murubes blancos de La Castilleja o los braganzas de Julio de la Puerta. Y fuera de los limites de la provincia, vacadas con una estrecha vinculación con esta ciudad, caso de los Benitez Cubero, los Amian o los Fuente Ymbros de Ricardo Gallardo. Que variedad de sangres para organizar una corrida concurso de ganaderías sin salir de Córdoba.
Viene esta idea a la conversación mantenida con el hermano Manolo de la Cruz Blanca, que no quiere volver a ser empresario taurino tras la última corrida que organizó. Y es que al pobre hermano franciscano, no le acaban de cuadrar las cuentas. El superior de la Orden le ha aconsejado, en lo religioso aconsejar es sinonimo de prohibir, que no vuelva a poner Córdoba patas arriba montando otra corrida de toros en beneficio a los "niños" que cuida la Institución, pero el otro día al cambiar impresiones con él sobre la corrida, le vi un brillo en los ojos que me indicaba que lo de la corrida concurso le seducía.
Los "niños" de la Cruz Blanca necesitan todos los años una inyección económica y la corrida, los dos años que se ha montado, se la ha dado. Córdoba, necesita un espectaculo que le atraiga para sentarse en los tendidos de los Califas. Un cartel netamente cordobés podría ser un aliciente. Seis toros de las ganaderias cordobesas en reñido concurso para tres toreros de Córdoba que podrían ser Finito, Moreno y la presentación de Andrés Luis Dorado. Se verian en reñida competencia seis animales criados con pastos de la tierra de encastes dispares y distintos.
Córdoba es tierra de toros, no solo de toreros ¿podría este tipo de corrida ser gancho para la dormida afición? Ver un jabonero de braganza de Julio de la Puerta como el de la foto, seria ver como es el toro que quiere y se merece Córdoba.

1 comentario:

Rober dijo...

Preciosa foto, Salvador.
A ver si entre todos despertais esa Plaza, que siempre fue importante en el toro.
Un saludo