12/28/2008

ADIOS A 2008


El año 2008 está ya aculado en tablas y con un hierro en todo lo alto. Un año que nos trajo la eclosión de un ‘tomasismo’ elevado a su máxima expresión. Este movimiento ‘hechizó’ a los públicos, tremendamente mediatizado por la maquinaria propagandística del presunto fenómeno de Galapagar. Llenos en las plazas donde se anunciaba y con la reventa por las nubes, han sido el santo y seña de la campaña de éste torero en el que muchos ven a un nuevo ‘Mesías’ de la tauromaquia. Tanto es así que otros, con mucho más méritos y dando la cara en plaza de importancia y categoría, se han visto eclipsados por este fenómeno mediático que es el ‘tomasismo’ y que al igual que la de todos los toreros rodeados del halo de la popularidad, hace que muchos nunca han tenido interés por los toros ahora lo tengan, pero que desgraciadamente se les ofrece una fiesta que carece de todo su sentido y pureza.
En la larga historia del toreo, siempre que ha surgido un fenómeno como el que nos ha tocado vivir, el pilar básico de la fiesta, o sea el toro, se disminuye hasta extremos realmente insospechados. El problema de nuestros días es que el toro, ya se encontraba bastante disminuido de por sí. Si a esto unimos la limpieza étnica a que el taurinismo, léase profesionales, está haciendo con todos aquellos encastes en los que la raza y bravura eran santo y seña, apaga y vámonos. Mientras a los ruedos españoles, en los franceses se valoran cosas que aquí se pasan por alto, no salga un toro integro, pujante, encastado, ya sea para bien o para mal, y con representación de la totalidad de las sangres que conforman la cabaña de bravo, todo lo que se venda no será más que una pantomima. La fiesta precisa revulsivos para su exaltación y regeneración. No basta con un torero torpe que se deja coger tarde tras tarde. Hace falta que vuelva el toro. Si esto fuese posible los toreros ‘mesiánicos’ sobran.

La foto la tomo prestada del Blog Campos y Ruedos, su autor es Laurent Larrieu y muestra un impresionante toro de Fernando Pereira Palha

12/19/2008

¿QUE COÑO ESTA PASANDO?


Muchos se preguntaran a que viene la expresión tan soez del titular. Pero es que viendo lo que estoy viendo, no cabe más que saltar así. Les explico, hoy por hoy, es de obligado cumplimiento para todos los aficionados a la fiesta de los toros, la visita a los distintos portales de información taurina de la red. Pues bien, llevo unos días, y de ahí mi sofoco, viendo noticias de distintas plazas de inferior categoría administrativa que Córdoba, mientras que por aquí nadie dice esta boca es mía. Córdoba entre unas cosas y otras está aletargada. Es hora de que alguien diga algo. El año pasado por estás fechas todo era run-run. La adjudicación de la gestión del coso a la actual empresa era cuestionada no por pocos. Sin lugar a dudas pesó mucho la inclusión en la oferta de Victorino Martín y José Tomás. Pero este año ¿que?. Mucho nos tememos que la feria vuelva a ser lo que fue estos años de atrás. Improvisaciones varias, bailes de corrales, tendidos vacíos y demás vicios adquiridos. Victorino tras declararse triunfador debe volver, pero la empresa no hará el esfuerzo económico que ello conlleva. Y lo de José Tomás más de lo mismo. La feria del año pasado fue como se dice, pan para hoy y hambre para mañana.
En Córdoba está haciendo falta aire fresco. Pero ojo, aire fresco en todos los estamentos. Hace falta un cambio de pitón a rabo, radical y sin traumas.
Haría falta una sociedad propietaria que mire menos por la "pela".
Hace falta una empresa con ideas novedosas y con ganas de asumir retos de verdad.
Hace falta un toro integro y capaz de crear espectáculo, así como que los problemas de corrales desaparezcan.
Hace falta un equipo gubernativo que se haga respetar y tenga un criterio para mejor defensa de la fiesta.
Hace falta un equipo veterinario que jamás se pliegue a los intereses de empresa ni profesionales.
Hace falta un nuevo modelo de prensa. En el burladero habilitado se ven caras caducas que solo son palmeros de la fiesta que no queremos.
Hace falta una autentica unión de tertulias, peñas y asociaciones de aficionados que defienda ante empresa, profesionales y demás, la pureza e integridad de la fiesta de los toros, así como que forme y acerque la fiesta hacia aquellos que la desconocen pero se sienten atraídos por élla.
Muchas peticiones hago, pero creo que son necesarias. Esto está demasiado parado, tanto que Córdoba cada vez pesa menos y otras plazas con menos tradición nos están dando sopa con hondas. ¿Que coño esta pasando?

La foto la he tomado prestada de la web de panoramio. Espero que su autor Iván O no se moleste.

12/07/2008

EL PRIMER TERCIO

Sabido es por todos que la lidia se divide en tres tercios. También es sobradamente conocido que hoy todo se reduce al tercio final, perdiendo los dos primeros toda su profundidad y sentido. El mas deteriorado en estos tiempos, es el primero. El tercio que antaño servía para calibrar la bravura y poder del toro, hoy devaluado hasta límites no pensados en el pasado. El primer acto de la lidia, se divide a la vez en dos cuadros. Suerte de varas y toreo de capote. Si repasamos las añejas crónicas decimononicas vemos la cantidad de varas que recibían los astados. También el amplió abanico que tenía el toreo de capote. Hoy por hoy, se nos está privando no solo de una bella suerte como es la de varas, si no también de la vistosidad del toreo con el percal.
En estos tiempos todo se ciñe al monopuyazo, a la verónica, a la chicuelina, al 'tancredismo' capote a la espalda de José Tomás, aunque la gaonera sea otra cosa y poco más. A la liturgia de la lidia le falta integridad. Al espectador y al aficionado se le está privando de la totalidad de un espectáculo único en el mundo. Hay que demandar al ganadero que críe un toro bravo de verdad; a los legisladores que legislen defendiendo al espectador y no dejandose llevar por el chauvinismo de los politicos, ni por las influencia de los profesionales; y a éstos últimos que sean capaces de desarrollar el drama si dejar atrás ningún acto. Con ello ganaremos todos.

10/13/2008

SE ACABO EL CARBON


Se acabo la temporada en la provincia de Córdoba. Atrás quedaron meses duros de trabajo, muchos kilómetros y muchas fotos hechas, menos mal que los carretes pasaron a la historia. Temporada en la provincia muy plana, muy poco brillo y sobre todo con muy poco que destacar. Bueno, lo de siempre. El fraude, el medio toro, las ventajas, el poco riesgo, la falta de verdad, la falta de integridad y mas, mucho mas. Muchas veces confieso, que me cuesta trabajo salir de casa alguna tarde cuando más aprieta el sol. Pienso que la fiesta es imprevisible y que puede saltar la liebre cuando menos se espera. Eso y las labores de informar nos hacen salir muchas tardes al año a presenciar festejos en cualquier sitio de la provincia de Córdoba. Cosos centenarios, otros más recientes, otros efímeros como son las portátiles, pero a todos acudimos con esa esperanza que algo ocurra, aunque como siempre por desgracia nunca pasa nada.
Ayer el destino me deparo una tarde al menos entretenida. En Montoro se vivió una tarde de toros, que vino al llenar el vaso que se había vaciado en nuestro animo los meses anteriores. Todo porque la materia prima, el toro, no falló. No fue una corrida brava, pero al menos tuvo casta. No fue una corrida fuerte, alguno se cayo, pero al menos tuvo movilidad. No fue una corrida boba y tonta, pero al menos tuvo muchísima transmisión. Por eso nos divertimos. Ponce estuvo en su linea, magistral, fácil y estético. El Fino en la suya, artista, con gusto y dando ese paso que por desgracia tan pocas veces da. Una pena que un torero así solo se prodigue en provincias y esté fuera de las ferias. David Valiente no desentonó. Hace honor a su apellido y al menos la entrega por ahora es su bandera. Final feliz para una temporada gris.
Para el año que viene me ilusionan dos chavales de la Escuela, Iván de Aguilar y Manuel Rodríguez, espero que cuajen y despierten a la afición cordobesa de nuevo, porque falta está haciendo. Ahora viene el invierno. Volveré a lo que realmente me gusta y por lo que empece en todo esto. El campo. El toro en su hábitat natural es la mejor medicina para mi espíritu. Es la manera en la que repongo fuerzas y recupero la ilusión. La que me hará falta para afrontar la temporada de 2009.
También vendrán las tertulias, alguna peña o algún club taurino me reclamará para que les hable del encaste vazqueño o de la leyenda negra de Miura. Un placer salir de Córdoba para departir con gentes amantes de nuestra fiesta, es muy gratificante saber que esto, pese a todo y a los palos que le están dando, siga vivo.

10/03/2008

POR UNA FIESTA INTEGRA


La temporada da sus últimas boqueadas. Lejano queda ya el olor a la pólvora quemada de sus Fallas. Todo ha pasado tan rápido que apenas nos hemos dado cuenta. Como plasmase Valdés Leal, el pintor de las postrimerías. In ictu oculi. En un abrir y cerrar de ojos. Ahora vendrán los resúmenes y las frías estadísticas que vendrán a demostrar, que a pesar de todo, la fiesta sigue teniendo un importante peso específico dentro de la sociedad española. Pocas fiestas se celebran es esta piel de toro, sin que éste esté presente. Es la tauromaquia de la España profunda. Alejada de oropeles, hoteles de muchas estrellas, anti-taurinos vociferantes y señores de cohíba en la boca con rubia siliconada del brazo. Es la fiesta en esencia, aunque en la mayoría de las veces como en las plazas de superior categoría, falle la materia prima. El toro. Y es que salvo sorpresa inesperada, brilla por su ausencia ese toro deseado por todos íntegro y pujante.
Todo esto viene por que los ganaderos se han visto obligados a cambiar el chip. Criar un toro bravo y encastado, hoy por hoy no sirve para nada. Por ello sangres con historia y señeras de la cabaña brava española, se encuentran marginadas y arrinconadas. Menos mal que el movimiento mal llamado ‘torismo’ y Francia, sirven de válvula de escape a estos criadores que se aferran a su historia y a su concepto. Los toreros han impuesto un toro que no moleste. Cómodo, de embestidas cansinas, cuando no mortecinas, que les permita estar pisando unos terrenos antes comprometidos y hoy terrenos de nadie. Matar muchas corridas, copando incluso ese llamado segundo circuito que antes estaba reservado a los modestos. El objetivo de la actual figura es el hacer caja. Con el medio toro de hoy y una campaña mediática bien elaborada el objetivo está cumplido. También hace falta en estos tiempos, un torero que tire de la manta como lo hizo Antonio Bienvenida en los cincuenta, y denuncie públicamente los entre bastidores de la fiesta. Es triste ver por esas plazas de Dios animales más que mermados de defensas. Nadie dice nada. Los profesionales son los grandes beneficiados, los ganaderos asienten, la autoridad hace la vista gorda y el público calla ¿Por qué? Si se le está engañando una y otra vez. Será esta la razón de que cada vez sean más selectivos a la hora de ir a la plaza.
Está haciendo falta un revulsivo. Lo de José Tomás es pan para hoy y hambre para mañana. Si no se cuida la esencia la revolución tomasista no servirá para nada. Hace falta integridad y verdad sin cuentos. Debe de ser el objetivo del de Galapagar la próxima temporada. La reinstauración de una fiesta alejada del fraude, en la que la suerte de varas recupere su terreno, así como su autenticidad y su esencia. Aunque mucho nos tememos que viendo la cómoda temporada de José Tomás este año, seguirá con el mismo objetivo que no es otro de hacer caja a costa de una fiesta adulterada.

9/17/2008

AUNQUE PAREZCA MENTIRA




Llevamos los distintos blogueros taurinos denunciando desde hace tiempo, la manipulación de la mayoría de los pitones de las reses que se están lidiando por esos ruedos de Dios. Por eso cuando han aparecido en puntas la sorpresa ha sido mayuscula, además de gratificante tras tantas tardes de falta de integridad. La primera en la novillada de cierre en Los Califas, en la que saltaron hasta de tres hierros distintos (Francisco Luis Caldeira, Dehesa de Guadarrama y Corbacho Grande), pero todos limpios de pitones. La segunda en la corrida de toros celebrada en Belmez. En ella se lidiaron seis toros de la ganadería portuguesa de Varela Crujo, aparentemente con sus puntas intactas. Si no que le pregunten a José Luis Moreno y Canales Rivera que lo notaron en sus trebejos de torear. Curiosamente los de Padilla quedaron intactos.

9/10/2008

¿QUE CAPA TIENE ESTE NOV ILLO?


El pasado día siete se celebró en el Coso de Los Califas cordobés una novillada. En el cartel se anunciaron reses portuguesas de Francisco Luis Caldeira de origen 'domecq-ibarra' con dos ramas diferenciadas, una procedente de los hermanos Sampedro y otra vía Joao Moura. En cuarto lugar saltó al ruedo este animal que ilustra esta entrada. Por la mañana en los datos facilitados por la autoridad, se hacia constar que el pelaje de dicha res era burraco. Cierto es verdad que entre unas cosas y otras, cuando acorde el animal estaba enchiquerado, no di mayor importancia a la capa del utrero. La sorpresa vino por la tarde cuando 'Precavido', que así se llamaba, saltó a la arena. De burraco nada de nada. El pelo del novillo era ensabanado, capuchino en cárdeno, botinero y carbonero. Se está economizando hasta en las reseñas de los herraderos ¿o es que a los que las rellenan les esta haciendo falta un curso de pelajes?

9/02/2008

SAN JOSE DE BUENAVISTA, LOS VERAGUAS MEXICANOS


Dentro del campo bravo mexicano donde la sangre saltillo es predominante, existe una ganadería singular tanto por su origen, aspecto y sobre todo por su originalidad que la hace más propia de los siglos XVIII o XIX que de la época que nos ha tocado vivir. Me refiero a la llamada "San Jose de Buenavista" única pura de la casta vazqueña en México y probablemente de toda la América taurina. Esta ganadería tiene su origen en la hoy desaparecidad de San Nicolás Peralta, que fue formada con el cruce resultante de padrear a las vacas criollas originarias de las vazqueñas que poseyera en 1794 Raimundo Quintanar, con todos los toros del Duque de Veragua que llevaba el matador español retirado y reconvertido en empresario, Diego Prieto "Cuatro Dedos", para ser lidiados en la plaza de El Toreo de la Condesa. Poco a poco la aristocrática sangre que creara Vicente José Vázquez, se fue imponiendo por absorción en la ganadería de San Nicolás de Peralta que rapidamente se colocó entre las más bravas del país azteca. Años más tarde la vacada de San Nicolás de Peralta se dividió en tres lotes, que dieron lugar a tres ganaderías llamadas "Peñuelas", "Jalpa" y "Xajay". De esta última se lidiaron en El Toreo seis astados de pelo jabonero, concretamente el día 26 de marzo de 1944, siendo estoqueados por Armillita y Luis Castro "El Soldado" en apasionante mano a mano. Los propietarios de "Xajay", los hermanos Guerrero, vendieron todo el ganado de pura sangre de Veragua al aficionado Alberto Aranda, fundador de la ganaderia cuyo historia estamos relatando, quien mantuvo pura la casta vazqueña sin hacer cruza alguna, continuando su labor sus herederos quienes presentaron ganado en el embudo de Insurgentes, el día 2 de mayo de 1952 con Rafael Escudero, Enrique Esparza y Carlos Moreno, completando la jornada taurina la célebre cuadrilla cómica de Pablo Celis, conocido artisticamente como El Bombero Torero, siendo los becerros también de la ganadería de San José de Buenavista. Hoy día tras la muerte de José Alberto Aranda, es su hijo José Luis quien se esmera en continuar con la tradición iniciada por su abuelo y trata por todos los medios de conservar pura la sangre vazqueña. El rancho tiene una extensión de cuatro mil hectáreas, donde en varios potreros o cercados, pastar unas cuatrocientas vacas de vientre que con padreadas por veinte sementales, luciendo las varipintas capas que caracterizan a este encaste, sobre todo jaboneras, barrosas, albahías, ensabanadas, berrendas en negro, colorado e incluso en jabonero. Lucen divisas verde, rojo y morado y son señaladas las reses con la añejisima y hoy desaparecida en España, corbata en la badana.El gran problema de esta ganadería al ser la única de su sangre en México es la consanguinidad, por ello se deduce la gran cantidad de sementales al objeto de tener muchas lineas de familias en la ganadería. José Luis Aranda esta planteándose llevar semen y embriones congelados desde España al solo objeto de evitar las consanguinidad antes aludida.

8/28/2008

MANOLETE, SESENTA Y UN AÑOS DESPUES


Quedan en entredicho las acusaciones hacia Manolete de ser el culpable de los principales males de la Fiesta de los años cuarenta si se tiene en cuenta que, en la última temporada de su vida, se enfrentó a toros de ganaderías consideradas hoy toristas, como Miura, Escudero Calvo (victorino), Conde de la Corte, Sánchez Cobaleda o Concha y Sierra. Manolete nunca fué cómodo en el capitulo ganadero. Toreó, entre otros, la nada despreciable suma de treinta y ocho toros de Escudero Calvo, hoy Victorino Martín; doce de Curro Chica (antiguos veragua-braganza y hoy parte de la ganadería de Julio de la Puerta); veintisiete de Joaquín Buendía (Santa Coloma); diez de José Enrique Calderón (hoy Prieto de la Cal), pura sangre veragüeña; veinticuatro de Concha y Siera de igual rama vazqueña; cincuenta y dos del Conde de la Corte; veinticuatro de sangre 'graciliano'; veinte de José Escobar y cuatro con el hiero del propio Graciliano Pérez Tabernero; dieciséis de Miura; veintiuno de Pablo romero; treinta de Saltillo y veintisiete patas blancas de Cobaleda. En su favor cabe decir, además, que eran tiempos en los que torear un miura no se considera un gesto, como ocurre actualmente.

8/21/2008

ANEGADO, EL INDULTADO DE BAEZA




Fue una de las noticias agradables del pasado domingo. El triunfo de la vida sobre la muerte, siempre es motivo de alegría. Para el amante del toro bravo, ésta es mayor aún si con la bravura, la raza y la casta alguno resulta indultado. Mucho se ha hablado del indulto. Desde su reglamentación en la normativa de 1992, el perdón de la vida al toro, siempre ha resultado polémica. Detractores y partidarios, como siempre en la fiesta. Personalmente hemos mantenido que el indulto bien argumentado es positivo. También que se ha convertido en un gran marketing para publicitar una ganadería, lo que ha hecho que en muchas ocasiones se haya desprestigiado este galardón por buscar el ganadero más su protagonismo que un raceador para su vacada.

El domingo un toro de nombre “Anegado” se ganó el derecho a vivir. Pertenece al hierro de Julio de la Puerta, número 160 guarismo 4. Hijo de “Mensajero”, número 111 guarismo 0 (2.000) con el hierro de “Fuente Ymbro” y de “Anegada”, número 563, guarismo 0 (1.990). Desgraciadamente no pude asistir a su lidia, por lo tanto solo puedo hablar de oídas. Los que estuvieron y me cuentan coinciden. “Anegado” fue de verdad un toro bravo.

Ayer pude visitarlo en el campo donde se recupera de sus heridas. Los ganaderos que comentan que el toro es hijo de un novillo tentado a campo abierto por ellos mismos en los llanos de “Los Romerales”, donde pasta la ganadería de “Fuente Ymbro”, y que su propietario y amigo Ricardo Gallardo, tuvo el gesto de vendérselo. La madre “Anegada” es una de las vacas estrellas de la casa. Muchos han sido sus productos de calidad y bravura. La reata de “Anegado” es de las que se pueden considerar como superior. Respecto a su juego ratifican lo que otros me comentaron. Conozco a los ganaderos desde hace tiempo y se también de sobra que son escrupulosos en relación al ganado que crían, siguiendo las directrices que en su día les marcara su padre, al que también tuve el gusto de conocer y que era un ganadero de los pies a la cabeza. Hoy por hoy, en la ganadería de Julio de la Puerta no se busca notoriedad con un indulto, ni una publicidad gratuita a costa de él. En esa casa siempre se ha buscado el toro bravo y encastado. Si me dicen que “Anegado” fue bravo, de seguro que fue así. Ahora solo hay que esperar que sane y que ‘ligue’ para perpetuar las características de su raza en el campo bravo y dar gloria a una ganadería que está en alza.

8/15/2008

LOS AMANTES DEL VAZQUEÑO ESTAMOS DE SUERTE


Hemos contado el éxito de Prieto de la Cal en Lodosa. Ayer el mismo criador tuvo otra tarde memorable donde lidió una novillada interesante. La rama de 'veragua' parece haber encontrado por fin y para regocijo de los enemigos del mono encaste, la senda que le devolverá a ocupar el lugar perdido. Otra ganadería de enhorabuena es la de Julio de la Puerta. Sabido es que ésta mantiene dos ramas por separado, una conde de la corte a través de Juan Cobaleda refrescada con domecqs, y otra pura de veragua-braganza vía Curro Chica. De la primera se lidian animales con asiduidad alcanzando en estas fechas una regularidad que ha hecho que las figuras se vuelvan a apuntar a matar a esta ganadería. No obstante los 'jaboneros' en las últimas fechas brillaban por su ausencia. Todo era debido que no se encontraba un semental ideal. Ya hace unos meses tuvimos la dicha de informar que los ganaderos tenían mucha confianza en un toro de nombre 'Ranchero' como semental de la rama 'vazqueña'. El otro día se tuvo ocasión de ver el primer producto. Por ser excesivamente gacho, los ganaderos de Osuna embarcaron un hijo de 'Ranchero' para la final de novilladas sin picadores celebrado en el complejo hotelero 'El Molino' en la localidad cordobesa de Almodovar del Río, y como fue el becerro. Bravo como un tejón y con un temple y codicia de categoria, permitiendo al malagueño Manuel Rodríguez torear al natural con una despaciosidad asombrosa. La foto que ilustra esta entrada es mala de solemnidad. Pero como muestra bien vale un botón, vean donde llevaba el barrosito la cabeza. Otra rama de la casta vazqueña en via de recuperación.

8/13/2008

CASTAÑERO DE PRIETO DE LA CAL


En la entrada anterior hemos hablado del bravo novillo de Prieto de la Cal lidiado en Lodosa y que fue premiado con la vuelta al ruedo. Gracias a la web de La Cabaña Brava puedo ofrecerles el video de su lidia. Igualmente les ilustro con una foto de nombrado utrero tomada el verano pasado. Que ustedes lo disfruten, merece la pena. La casta de 'vazqueña' no ha muerto, cada día tiene más futuro.
video

¿POR QUE LOS BRAVOS SE VAN SIN TOREAR?


Gracias a la web de La Cabaña Brava, he podido presenciar la lidia de un bravo ejemplar de Prieto de la Cal en Lodosa. El trabajo de Tomas está dando su fruto. La ganadería poco a poco va obteniendo la regularidad que le hacía falta, demostrando así que el otrora encaste de 'veragüa' tiene sitio en la fiesta brava del siglo XXI. Visionando una y otra vez lo acontecido en el ruedo navarro, veo que cuando sale un toro bravo y encastado todo el mundo pierde los papeles. 'Castañero' que así se llamaba el bravo utrero, tuvo un tercio de varas realmente pésimo. Masacrado en venganza de una caída por un picador que de picar toros bravos, poco muy poco. Capotazos sin ton ni son en el segundo tercio, con lo fácil que es andar hacía atrás y dar uno largo y templado. Luego en la muleta el novillero, como acomplejado ante la bravura sin mácula, jamás acertó en distancias y terrenos. ¿Bisoñez, falta de oficio? Mucho me temo que si. El toreo hoy está acostumbrado a otra cosa. Tirar lineas, picos, muletazos hacía afuera y poco más. Por eso los bravos se van hoy sin torear.

8/11/2008

LA FIESTA EN LA ESPAÑA PROFUNDA


Lejos de los grandes circuitos de las ferias, la fiesta de los toros vive profundamente arraigada en los pueblos de España. No todo son hoteles de postín, localidades en la reventa a desorbitados precios, señores lustrosos con habano en la boca y señora siliconada del brazo, José Tomás y su cohorte de seguidores, anti taurinos protestando por el ancestral ceremonial de la corrida. La fiesta late de muchas formas. El toro y su liturgia están presentes en cualquier sitio donde algo se celebre. Es en estos festejos económicos donde muchos se curten en la difícil profesión de matador de toros. Por eso de vez en cuando, hay que bajar muchos peldaños y cambiar carteles de renombre por estos más modestos, donde poco a poco, golpe a golpe se forman los toreros que algún día, si tienen suerte y a la vez cualidades, ocuparan las suites de los grandes hoteles, sus nombres aparecerán estampados con letras de molde en los carteles de las grandes ciclos feriales y serán calumniados, tachados de tauricidas (palabreja que no figura en el DRAE) y psicópatas por los antis, quienes de seguro desearan cogidas e incluso su muerte, cabe mayor vileza humana, como se ve en el día de hoy en muchos foros cuando se habla del percance de José Tomás.

El sábado pasado tuve la ocasión de presenciar uno de estos festejos alejados del oropel y la hipocresía. El toro en la España profunda. He de confesar que pase un buen rato, pues entre el ambiente que se vivía, puro y fresco, así como con el toreo del joven Manuel Rodríguez, personal y profundo, comprobé que la fiesta tiene futuro, le pese a quien le pese. Es la fiesta de nuestros pueblos, alejada de las grandes metrópolis y del maldito marketing a favor o en contra, pero tan fiesta como la de las grandes fechas de la temporada.


Foto: Manuel Rodríguez al natural

8/10/2008

ALCURRUCEN ¿NUÑEZ CON GALACHES?



El origen de algunas ganaderías es en ocasiones una incógnita. Lo que se hace en el campo, solo es conocido por los criadores, que luego cuentan lo que realmente les interesa. Los anuarios de las diferentes asociaciones ganaderas dan un punto de luz de cuando en cuando, aunque luego como ha quedado dicho, en cada vacada cada uno hace lo que se le antoja. Una muestra reciente es como en la ganadería del antaño matador de toros hoy comentarista Ruiz Miguel, de origen 'villamarta' a través del que fuera su suegro Manuel Alvarez, se están herrando animales de capa jabonera, capa inedita en 'villamarta', teniendo su origen en un cruzamiento realizado por el de San Fernando con un toro de la ganadería de 'Fuente Ymbro' y que días pasados se le 'escapó' en plena retransmisión.
Otra cosa que me tiene 'mosca' desde hace mucho tiempo, son los extraños berrendos que se dan en 'Alcurrucen'. Se cuenta y se dice que los Lozano poseen, junto a Manuel González, poseen las dos ganaderías más puras que se conservan al día de hoy de sangre 'nuñez'. Bueno, la realidad es que los hermanos Lozano adquirieron en 1977 a los herederos de Carlos Nuñez un importante número de reses, en las que el origen 'villamarta' de donde si podian salir algunos berrendos era mínimo. Pero los berrendos salen y esto me dá a pensar que de los adquirido por los hermanos Lozano hace cuarenta y dos años a Eusebia Galache y que anunciaron 'La Jarilla', sigue teniendo importancia en la ganadería. No quiero decir con esto que se practicara un cruce entre los galaches y nuñez, si no que la vacas de nota extraordinaria de origen 'vega-villar' no fuesen eliminadas y fuesen padreadas por los toros que llegaron desde 'Los Derramaderos'. Luego la genética como es tan caprichosa hizo lo demás. Como muestra un botón. El pasado viernes tuve la ocasión de presenciar una corrida con el hierro de Alcurrucen y salió el toro que ilustra este comentario. Juzguen ustedes mismos. Alcurrucen ¿nuñez con galaches?

Post scritum: Lo del pitón derecho del 'berrendo' sin comentarios.

8/06/2008

EL MEJOR ANTISTRESS


He de confesar que el trabajo del despacho me consume. El trabajo de oficina a pesar de lo que muchos puedan pensar es odioso. Rutinario, aburrido, mecánico y de mucha presión por parte del cliente, que siempre lleva la razón aunque no la lleve, el día a día de un despacho profesional es una maquina de fabricar esa enfermedad moderna llamada stress. Llegaron las merecidas vacaciones. En contra de lo habitual a mi no me recompone ni la playa ni el turismo. Mis neuronas se reactivas con el campo bravo. Por eso cuando estoy que echo humo busco el sosiego de la dehesa. Ayer, gracias a mis amigos los hermanos De la Puerta García-Corona pase una jornada realmente gratificante. Para alguien acostumbrado al sedentarismo, a la fría pantalla de un ordenador y sobre todo a la presión mencionada con anterioridad, un día de faena junto al toro es la mejor medicina. Apartado de reses para un tentadero de verdad y sin cuentos, comida campera, repaso y reparto de pienso a las vacas, repaso a las corridas próximas a lidiar en Baeza y Calahorra, así como un tentadero a la antigua fueron gratificantes. El espíritu y el cuerpo se recuperaron con creces. Solo falto ese climax final de haber dado algún muletazo, pero las puntas asustan. Me pido ser figura del toreo para no verlas. En casa de mis amigos los Puerta se ven, y vaya puntas.

7/28/2008

NO DEBEMOS DE DEJAR PASAR UNA.


El cariz que está tomando la fiesta de los toros comienza a ser preocupante. El fraude se extiende como una mancha de aceite. En épocas pasadas, el engaño principal que puede existir en torno a la corrida, el afeitado de los pitones de los toros, era denunciado, perseguido y sancionado. Ahora como todo en esta vida, no tiene importancia alguna. Vergonzoso pues. Tarde tras tarde y en cualquier plaza, incluso en las denominadas de primera categoría, los animales lidiados dejan mucho que desear en cuanto a la presentación de sus defensas. Defensas escasas, aparentemente astifinas, pero que al rozar con cualquier superficie dura, llámese tablas, peto o arena, se abren terminando como una brocha de afeitar haciéndose incluso la sangre presente en la mayoría de los casos.

¿Y el público que dice? Desgraciadamente nada. Salvo cuatro o cinco alzan la voz en corrillos y poco más. Todo da igual. Lo importante es rentabilizar el precio que se paga por un boleto, dando voces a la presidencia solicitando trofeos que al final de cuenta son solo despojos. La práctica totalidad de los asistentes a los festejos de hoy, desconocen que están pagando un espectáculo, que a la postre se le ofrece devaluado y degradado.

¿Y los medios que dicen? Tampoco mueven un dedo. No ponen el dedo en la llaga. Hacen la vista gorda, puede que las prebendas si alzan la voz se acaben. Lo mejor es callar, lo malo es que en petit comité lo reconocen. Lo malo es que no son capaces de decir esta boca es mía. Los de la tele, más de lo mismo. Mucho jalear y poco contar las verdades que saltan a la vista. Incluso toreros hoy comentaristas no dicen esta boca es mía. ¿También se les terminaría el ‘chupe’? Gracias a Dios, la mayoría de los blogs de internet, están denunciando el fraude y lo que es mejor están difundiendo de forma independiente todas las tropelías que se vienen haciendo en la actualidad en el mundo del toro. Internet puede convertirse, si no lo es ya, en un poderoso medio de comunicación. Rápido y de poco coste, la red puede ser la plataforma ideal para la denuncia de todo.

Y la autoridad ¿pondrá freno a todo esto? Mucho lo dudo. Demasiado aguantan y demasiado tragan. Pero en su mano está la clave de todo. Mostrarse inflexible en los reconocimientos y su se lidia alguna res presuntamente ‘humanizada’, pitones a análisis. Si en lugar de una docena de pitones al año, se analizaran trescientos, otro gallo cantaría. La justicia ha demostrado con la reciente sentencia de Huesca, que se está cometiendo un delito. Ahora lo que hace falta es perseguir a los delincuentes. Lo malo es que en la mayoría de los casos después de las trágalas de los reconocimientos, pocas ganas quedan de luchar.

7/22/2008

¿QUE PASA CON EL MUSEO TAURINO DE CORDOBA?


Una de las máximas aspiraciones de Córdoba, no es otra que convertirse en capital cultural de la cultura allá por 2016. Desde que fuera provincia de la Bética, hasta su etapa de mayor esplendor en la época del califato Omeya, Córdoba ha destacado en el mundo de la cultura. Aquí vieron la luz primera personajes destacados en la filosofía caso de Séneca, Averroes o Maimónides. En la poesía con Lucano, Juan de Mena o Luis de Góngora. También en la pintura con Antonio del Castillo o Romero de Torres. Y así pasando por todas y cada unas de las artes denominadas mayores, menores y del pensamiento. Córdoba por sí sola, tiene derecho a conseguir la capitalidad, pero ojo, no por lo que ha sido en la historia lo tiene todo conseguido. Hay que pelear por que la ciudad deje su mediocridad y que no se confunda la cultura con lo que podríamos denominar cultureta barata y demagoga.
Jaime de Armiñán en su novela ‘Juncal’, torero de ficción con una personalidad real, refleja lo que el mundo del toro significa para la cultura. En una charla de sobremesa, ‘Juncal’ el torero fracasado explica a la escritora germana Elsa Wunderly, que todo gira alrededor del mundo del toro. Que los músicos existen para inventar pasodobles a los toreros, que los poetas están para cantar a los toreros, los médicos para curar a los toreros, los arquitectos para construir plazas de toros, los pintores para pintar a los toreros y las mujeres para querer a los toreros. Quizás Armiñan exagerase en demasía, o tal vez no. Lo que sí es cierto y verdad es que la tauromaquia forma parte de nuestra cultura, como dejo claro García Lorca cuando afirmó que la fiesta de los toros era la fiesta más culta del mundo. Por eso Córdoba si quiere optar seriamente a esa capitalidad cultural, debe de poner en valor su Museo Taurino. Cerrado para una una reforma hace tres años y que aún permanece a la espera de ver terminada la misma. En él se guardan no solo reliquias, por llamarlas de alguna manera, de los toreros cordobeses, también interesantes fondos pictóricos y fotográficos para ver la evolución del mal llamado arte de Cúchares. Igualmente los amantes de la cabaña brava pueden seguir de manera clara, la evolución del toro en la historia, observando las cabezas de reses disecadas que en él se conservan. También se cuenta con una rica biblioteca en la que aficionados o no, podrán estudiar toda la historia del toreo. ¿Qué espera el Ayuntamiento para concluir las obras? ¿Acaso el museo taurino carece de importancia? Si queremos ser capital de la cultura, los toros deben de tener el sitio que le corresponde y el Museo Taurino es un buen escaparate. La mujer del Cesar además de serlo, debe de parecerlo.

LOS RELATOS DE RAFAEL EL VAQUERO



LAS QUERENCIAS DE LOS TOROS

El verano en Córdoba es de una crueldad desmesurada. Pocos son los que pasean por la ciudad cuando el astro rey se deja caer con justicia. Las calles son el preludio del infierno y solo las tabernas se convierten en unos oasis en mitad del desierto. Regresó del trabajo. El calor es intenso, el cuerpo pide algo fresco para mitigar la perdida de líquidos. No lo dudo, la taberna más cercana de casa se convierte en una improvisada estación de avituallamiento. Pocos son los parroquianos que a estas horas permanecen en el establecimiento, los que hay tienen como tema central de conversación la copa de Europa de fútbol. La pelota no me disgusta, pero tampoco me apasiona. Mi cordobesismo ha hecho que vea el fútbol con una filosofía distinta. Tantos y tantos fracasos y muy pocas alegrías me han dado el equipo de mi tierra, que hace que el fútbol no me interese poco más de lo que ocurre en el estadio ribereño. Pido mi cerveza helada como de costumbre y como de costumbre me siento apartado. Para oír sentencias con poco fundamento sobre el mundo de la ‘pelota’ siempre hay tiempo, así que mi única pretensión es saborear el vaso de cerveza para refrescarme. De pronto se abre el cortinaje que hay tras la puerta. La inconfundible silueta de Rafael se vislumbra al entrar. Viene ya un poco ‘cargado’, esta será su última parada en el día de hoy.

- Don Salvador, buenas y calurosas tardes ¿Qué hace por aquí con la que cae?

- Eso le digo yo Rafael, donde caminamos.

- A tomarme un último ‘medio’ y a casa hijo mío, en busca del gazpacho que es lo único que entra con estos calores.

- Siéntese usted aquí Rafael que en el mostrador están hablando de España y de fútbol y eso le gusta más bien poco.

- Hombre España si, para eso es mi tierra, pero al balón anda y que le den…Tanto tío en calzones corriendo detrás de una pelota. Que gracia le verán a eso.

Obviamente Rafael, el vaquero, odia el futbol. No puede ni verlo. En algunas ocasiones cuando en los canales de pago se programa algún partido de expectación, pasa corriendo por la puerta de la taberna y ni se asoma. En una de sus fobias, las otras me las callo porque no son políticamente correctas.

- Niño, sabes que leo la prensa con cierto retraso. El otro día vi en un periódico atrasado que al embarcar una corrida, un toro se desmando y se llevó p’ adelante la vida de un empleado de la finca.

- Es cierto Rafael, en una ganadería de la Sierra Norte de Sevilla. Un toro que no había manera de embarcalo, rompió una puerta y después de darle al susto al hijo del ganadero, se encontró con el guarda de la finca y se ensañó con él.

- Eso son las querencias. Si en la plaza durante se lidia la cogen, figúrate en el campo. Como le tomen gusto a un sitio, apañados estamos los que bregamos con ellos. A cualquier cosa le cogen querencia, a unos peñascos, a un chaparro a una linde, a un cerro, vamos a cualquier cosa que se les antoje. Vaya memoria que tienen.

- ¿Le habrá pasado alguna peripecia no Rafael?

- Muchas, pero recuerdo una que contaba mi tío Ángel de un suceso que ocurrió en casa del Marqués de los Castellones.

Ya lo tengo metido en el canasto. Algo interesante contara Rafael, mientras saborea el que dice es su último “medio” del día antes del gratificante gazpacho.

- Mi tío Ángel era empleado de la ganadería del Marqués de los Castellones, noble de Madrid que tenía una ganadería cruzada de ‘veraguas’ con sementales de Juan Vázquez, puros ‘vistahermosas’ a través de Arias de Saavedra y Núñez de Prado. Era como todas las ganaderías ‘cruzonas’. O muy dura o muy brava, aunque “El Guerra” la puso a la cabeza de las de entre su tiempo, viviendo una época de esplendor.

Carraspea como siempre, haciéndose de rogar. Pero cuando ve que pongo cara de impaciente, prosigue su relato.

- La ganadería pacía en ‘Cordoba la Vieja’ que hoy la tienen hecha ‘roalillos’ y en Villafranca, en una finca llamada ‘Los Cansinos’. Mi tío Ángel, ayudaba en una y en otra. Su falta de paciencia con los caballos y su ‘caracté’ brusco no le hacía ser santo de devoción de nadie. Había discutido con un compañero y el mayoral, el famoso picador Rafael Marquez ‘Mazzantini’ se lo llevo a ‘Los Cansinos’ a embarcar una corrida de toros para Castilla.

- Menudo tenía que ser su tío Rafael.

- Pues sí. Pero como conocía bien a los toros y sabía hacer su trabajo con celeridad ‘Mazzantini’ lo protegía cuando hacía alguna fechoría. Tanto es así que cuando se dedico a picar profesionalmente, mi tío tuvo que irse a trabajar a otra ganadería de la parte de Andújar, porque perdió a su principal protector.

- Bueno sigo, ya te contare donde terminó mi tío Angelito. Lo que contaba, la corrida estaba en un cerrado junto al cortijo. Contaba mi tío que era una señora corrida de toros. Muy seria, con arrobas y muchos pitones. No como los de hoy, que rozan algo y se abren. Cuernos duros como el diamante. Había dos jaboneros, un berrendo en negro, dos negros y un cárdeno.

- Capas muy dispares ¿no, Rafael?

Pues si, ya te he dicho los orígenes de la ganadería y tu sabes que los ‘veraguas’ si tienen alguna seña por fuera es la variedad de capas. Los toros tomaron los ‘gueyes’ y fueron saliendo del cerrado hacía una corraleta donde pasarían su última noche antes de partir para Castilla. Los viajes o bien se hacían a pie o bien se embarcaban en cajones que se montaban en unos carros donde se llevaban a los apeaderos y se montaban en los trenes. ‘Los Cansinos’ estaba muy cerca de la estación de tren que aún hoy se conserva. Bueno vamos al tema, lo que te contaba, los toros tomaron la piara de mansos y se encaminaban para el corral. El cárdeno que se llamaba, * había tomado querencia hacía la parte alta del cerrado, donde una portichuela le comunicaba con una mangá que conducía a otro cerrado mayor donde aquel animal había pasado muchos meses, recomponiéndose de un palizón que le habían pagado sus hermanos. Así que entre la querencia y las manías de toro pegado, sacar de allí al cárdeno no iba a ser tarea fácil. Una y otra vez los mansos intentaban arropar a los toros, siempre el cárdeno quedaba rezagado y cuando tenía ocasión salía de naja hacía lo más alto del cerrado buscando el portil por el que había entrado.

Los relatos de Rafael siempre mantienen el interés. Él como buen sabedor de ello interpreta a la perfección su papel de narrador, como si de un viejo romancero del siglo de oro se tratase. Tanto es así que algún parroquiano, ha dejado los fueras de juego, goles, tácticas y técnicas del deporte rey, y escuchan al veterano Rafael atónitos.

- Como no había manera, ‘Mazzantini’ determinó pasar a los cinco toros a la corraleta y dejar para el final al infrascrito cárdeno, para ver si calmándose y solo sin compañía de sus hermanos facilitaba la faena. Los cinco toros en menos de media hora habían pasado a la corraleta. Ahora había que ver si se decidía por fin a tomar los mansos sin problema alguno. A base de pedradas y golpes de piedra el toro, tomó la piara y salió del cerrado camino a la corraleta. Al tener que pasar prácticamente por la entrada del cortijo, mi tío Ángel se adelantó para advertir a los sirvientes y a los marqueses que se mantuviesen a cubierto, fuera a ser que el toro le diera de nuevo por salir hacía su querencia. Todos se metieron hacía dentro, bueno todos no, el cochero de la señora marquesa cometió la temeridad de ir al coche justo en el momento que los ‘gueyes’ pasaban arropando al toro hacía el corral. Uno de los mansos dio un respingo y el cárdeno vio la puerta abierta, por allí salió de naja hacía el campo de nuevo, con la mala suerte para el cochero que se lo encontró en el camino. Lo volteó a gran altura y al caer le metió el pitón en el pecho dejándolo prácticamente en el sitio. Luego se cebó con él y no lo dejaba. Ni los garrochazos que le propinaban mi tío Ángel y ‘Mazzantini’, ni las pedradas de los demás vaqueros pudieron hacer que el toro soltara a su presa. Al final se arrancó a un caballo y volvió a tomar camino hacía su querencia. El cuerpo del cochero ‘ensangrentao’ y ‘esfaratao’ era un drama. A la marquesa le dio un ataque de esos que ahora llamáis de ‘hesteria’ y su hijo estreno con buena fortuna un rifle que se había comprado en Italia, siendo el toro asesino el blanco, despenándolo de un certero tiro en ‘mitá los rizos del testú’.

- Malamente terminó la cosa Rafael.

- Ya te lo he dicho, cuando una bestia de estas coge una querencia hace falta mucha ‘pacencia’ para bregar con ellas y en muchas ocasiones el hombre no se sale con la suya. Ya te contare otro día las aventuras de otro toro querencioso de nombre ‘Camposolo’ de la ganadería del Marqués de Salas, que ahora voy en busca del gazpacho.

Salimos a la calle, el calor se ha hecho aún más agobiante. Dentro se sigue discutiendo de la selección, la copa, la federación y todos los entre bastidores del balón, que pese a quien le pese y a pesar de los últimos éxitos conseguidos, nunca tendrá la grandeza de nuestra sin par fiesta de los toros.

7/16/2008

BUENACARA, UN BRAVO DE VERDAD


Confieso que el encaste domecq no vuelve loco. Seguramente debido a la hegemonía que tiene en la actualidad y a la podredumbre que ha traído a la fiesta. Esta sangre ha acabado con otras que tenían mucho de lo que ella carece, casta. También pesa mucho en mi ánimo que la familia Domecq desbaratara una ganadería mítica, que llevo durante muchos años el estandarte de la sangre ‘vazqueña’ como era la del Duque de Veragua y que como los que me leen saben que es mi encaste preferido. Por eso este encaste al que muchos denominan el más bravo de la historia, yo diría el mas bobo, no es santo de mi devoción.

Pero lo cortés no quita lo valiente, y reconozco que de vez en cuando salen toros de esta sangre realmente bravos. Pero ojo, no toros tontos que se dejan dar ochenta muletazos, si no toros bravos y encastados de verdad. Paradójicamente no de esas ganaderías de moda, criadoras de toros artistas que se han extendido como un vertido de aceite en el agua, si no de las que tienen su origen en las ventas que hizo en vida Juan Pedro Domecq y Díez. El toro auténtico que buscó el ganadero jerezano y no el bobo y descastado que crían sus descendientes.

Pues el pasado lunes tuve la ocasión de ver uno de esos ‘juampedros’ antiguos, con esa bravura añeja y sólida. Pertenecía a la ganadería de los hermanos Sampedro. Se jugó en Montilla y casualmente en una corrida de rejones. Según me comentaron por ser hijo de un semental que se ha caracterizado por dar unas horribles caras. De nombre ‘Buenacara’, número 77, guarismo 5 y colorado de capa, salió con una exhalación de toriles, acudió presto a los cites y se estrelló de mala manera en la barrera. Del choque salió dando estertores, descordinado y con sangre en el hocico. Todos pensábamos que se había descerebrado. Aún así empezó a querer coger la cabalgadura no había quien lo parara. A pesar del encontronazo se fue viniendo arriba. ‘Buenacara’ fue una maquina de embestir. No paraba, lo mismo tras los caballos que de los capotes de los auxiliadores, donde metía la cabeza abajo y llegaba hasta donde nadie podía intuir. Jamás busco los adentros, todas sus embestidas lo eran para los medios, dando un juego realmente espectacular. Volvió a rematar en las tablas persiguiendo un capote mientras Moura Caetano cambiaba de montura. Lo hizo de forma tan violenta que esta vez se partió el cuerno derecho por la cepa. Pero tampoco lo acusó. Al final murió de un certero rejón y una presidencia con sensibilidad le premió con la vuelta al ruedo. Hecho poco usual en un ‘gaché’ de pueblo y en una corrida de rejones. Si los 'domecqs' salieran todos así otro gallo cantaría a la fiesta y desde luego los aficionados tendrían otro concepto de esta sangre.

7/09/2008

UNA DE ESCUELAS TAURINAS

Muy a pesar de lo que diga ese anti taurino confeso que es Manuel Vicent, a mí me emociona más un natural largo y templado, que un golpe de raqueta de Rafael Nadal. Por eso la tarde del pasado domingo, en lugar de sintonizar el tenis como recomienda el iconoclasta Vicent, me puse a ver ‘la nuestra’ con objeto de ver las evoluciones de los aspirantes de las Escuelas Taurinas de Andalucía. Como se ha convertido en habitual de estas retransmisiones, la pizpireta locutora que se ocupa de las labores de callejón, se encontraba en el patio de caballos. Allí como es habitual se encontraba enredando más que entrevistando a los noveles. Llega el turno del representante de la Escuela Taurina de Ronda y saltó la primera sorpresa. De nuevo el célebre ‘Jonhy de Ronda’ en la pequeña pantalla. Por tercera vez consecutiva y tras dos finales inmerecidas en anteriores ediciones, tiene como propósito serio y deliberado el ser el triunfador en la presente edición. Esto no es serio, como si de un ‘Platanito’ moderno se tratara, con todos los respetos para Blas Romero, el aspirante de Ronda vuelve a la carga. Qué bases regularan este certamen, en que se permite a un doble finalista de ediciones previas volver a participar cerrando así el paso a otros alumnos más nuevos y que de seguro traen otro aire más fresco. No hay nadie que le diga a este hombre: ‘Mire usted, deje paso a sus compañeros, ya lo ha intentado sin éxito y está usted muy visto. Pero por desgracia no acaba ahí la cosa. Otro detalle no paso desapercibido para el que esto escribe. Sabido es por todos, que esas novilladas son organizadas por la Fundación Andaluza de Tauromaquia y la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas ‘Pedro Romero’ con el apoyo económico de la Junta de Andalucía y de Canal Sur TV, es decir con dinero de todos los andaluces. Pues muy bien, la otra sorpresa no era otra que en esta edición se ha dado entrada a otros aspirantes en representación de otras escuelas de fuera de nuestra región. Qué es lo que está ocurriendo ¿que de las veintiuna escuelas taurinas federadas de Andalucía no hay chavales suficientes para torear este certamen? A que obedecen estas invitaciones en la presente edición. A intercambios se argumentará desde la Asociación. Tu pones los de fuera y los de fuera ponen a los de aquí. Lo malo es que viendo el caso apuntado del alumno ya especializado de Ronda, a estos posibles intercambios acudirán los ‘recomendados’ de los que ocupen cargos en la directiva de la Asociación.

7/01/2008

Y LOS MARTES...CAPOTAZOS SUELTOS





La tragedia siempre está invitada en la fiesta de los toros. Ya sea en plaza de capital, provincia o talanquera en mitad de un barbecho, la tragedia siempre ocupa su localidad. Permanece en silencio tratando de pasar desapercibida hasta que tiene ocasión de hacerse presente. Días pasados había ocupado su localidad sigilosa en la madrileña plaza de Torrejón de Ardoz. Nadie había notado su presencia cuando en el tercio de banderillas del quinto novillo quiso ser la protagonista. Adrian Gómez, tercero de la cuadrilla de El Fundi y que esa tarde lo hacía a las ordenes del modesto novillero Miguel Luque, fue dramáticamente volteado quedando inerte e inmóvil sobre el albero. El fantasma de Nimeño, Robles o Bienvenida planeo en el ánimo de los asistentes. Pronto todos los presagios se hacían realidad. Fractura de tres vertebras y la medula seccionada de forma irreversible. Resultado una tetraplejia que ha acabado con un torero y ha imposibilitado a un hombre para el resto de su vida. La tragedia mostró su cara descarnada y verdadera, porque la tragedia no es un hombre emborrizado de sangre y arena como algunos pretenden hacernos ver en el papel cuché. Es mucho más seria y dramática.

Haciendo hilo a la triste noticia anterior, hay que hacer reseña de los desafortunados comentarios hechos en los foros de un conocido portal taurino de internet. Aquellos que se autodenominan defensores de los derechos de los animales, han demostrado tener pocos principios morales y éticos, pues no entra en cabeza civilizada alguna el mostrar alegría por tan horrible y desafortunado accidente. Ellos solitos se están autodefiniendo. El respeto que hasta ahora se está mostrando por el mundo del toro hacía ellos, que no indiferencia, se les puede volver en contra. Quizá sea lo que buscan para alcanzar una notoriedad que con vehemencia e integridad jamás podrán lograr. Todos estamos en nuestro derecho de defender nuestras ideas y principios, pero no demostrando tanta bajeza rayana en lo despreciable.

La mayor grandeza de la fiesta es su integridad y con ella viene aparejada la verdad. Últimamente existe una corriente de aficionados y prensa que reclama una fiesta de estas características. Pero es predicar en el desierto. Por mucho que de denuncie, se reclame y se digan las verdades del barquero, el fraude está muy enquistado en el corazón de la fiesta de los toros. Tanto que en plazas y ferias menores pasan cosas a veces imprevisibles. Tanto es así que en la pasada feria de Algeciras, Victorino Martín, que en otras plazas es paradigma de integridad, se permitió el lujo de enviar una corrida que dejo mucho de desear precisamente en eso, en integridad. La prueba, la foto que ilustra esta columna hoy.

FOTOS CEDIDAS POR WWW.DESDELCALLEJON.COM

6/17/2008

GANADERIAS DURAS O GANADERIAS DE FUTURO


Se ha cumplido prácticamente el primer tercio de la temporada. Atrás quedaron las ferias del Levante español. Castellón y Valencia, ciclos amables y en los que el toro, salvo en las corridas de Fuente Ymbro y Victorino en Castellón, dejaron mucho que desear. Luego vino Sevilla. De nuevo el ganadero de Galapagar se llevó al gato al agua. Los demás toros lidiados en el ciclo abrileño tuvieron mucha agua en la sangre, sobre todo los de las tres corridas que envió Juan Pedro Domecq. Luego en Córdoba paradójicamente fue de nuevo Victorino el que se llevó los premios. Fracasaron por el contrario todas las ganaderías procedentes del tronco ‘domecq’, incluido en esta ocasión Fuente Ymbro. La sorpresa fue la corrida que envió ‘Buenavista’ que tuvo movilidad y casta, con un toro de nombre ‘Laborioso’ de gran calidad y bravura, que un público demasiado festivo y pendiente de los toreros, no premió como se merecía. Madrid es Madrid. Al tener mayor cantidad de festejos en su abono, tienen cabida mayor número de ganaderías, por lo tanto las representativas de encastes minoritarios tiene la oportunidad de reivindicarse. Un bravo toro de Cuadri de nombre ‘Aragonés’ ha barrido con la mayoría de los premios. También se alcanzaron altas cotas en la corrida de Palha, los otrora miuras portugueses, en la que su mayoral tuvo que saludar al finalizar el festejo. Los ‘albaserradas’ en sus dos vertientes, Victorino y Adolfo, tampoco dejaron indiferentes a nadie. Cierto es que este tipo de ganaderías tienen su público. Un público distinto, amantes del toro bravo en toda su integridad y que ven precisamente en esos encastes la diversidad que se echa en falta en este momento en la fiesta.

Ahora precisamente llega un tramo de la temporada en la que se exige este tipo de toro y este tipo de ganaderías. Las plazas del norte y las de Francia son amantes de la diversidad en la sangre brava. También las del valle del Tietar, también llamado del terror en la comunidad de Madrid. Ellas son las encargadas de mantener estos encastes. Encastes que sin este tipo de aficiones más que en vías de extinción, se podría decir de ellos que quedaron en el recuerdo. Ganaderías que en otras épocas vivieron etapas de esplendor y gloria, hoy se mantienen vivas gracias a estas ferias, plazas y aficiones. ¿Qué sería de muchas vacadas históricas sin Francia? Los problemas de la lengua azul en los últimos años ha hecho que muchas de ellas hayan tenido que mal vender sus productos, lidiarlos de utreros o incluso tenerlos que jugarlos en las calles del Levante español. La afición francesa es conocedora de la historia y por ello ve en estas sangres bravas una pureza que parece esfumarse de la feria de hoy.

Por todos estos motivos estas ganaderías, cuyos propietarios son conocedores del patrimonio genésico e histórico que poseen, tienen su sitio en la fiesta de hoy. Nada más que el hecho de no caer en mandar las vacas al matadero y adquirir una punta del encaste imperante, habla mucho de su romanticismo. También por esto tienen el reconocimiento del aficionado. Sus conceptos vencen a la vanagloria de figurar en todos los carteles de las ferias. Por el contrario están los toreros de hoy, que dicen que estos toros no son aptos para el toreo moderno ¿o más bien será que estos toreros no son aptos para la tauromaquia clásica?

En la foto un 'villamarta' de Guardiola en 'El Toruño'

6/14/2008

EL AVE DE LAS TEMPESTADES


Ha llegado a mis manos, gracias a uno de mis amigos mexicanos, esta foto del gran Lorenzo Garza. Contemplenla detenidamente. Cabe mas naturalidad, mas personalidad y mas toreria. El Ave de las Tempestades fue un gran torero y por eso triunfo de forma rotunda tanto aquí, llegó a cortar un rabo en Las Ventas, como en su país. Desgraciadamente estas formas de concebir la tauromaquia de manera tan personal tanto dentro como fuera de la plaza, están en vías de extinción.

6/11/2008

EL MEJOR RELAX


Las personas que vivimos en un entorno urbano, padecemos una enfermedad a la que denominan stress. Las oficinas, los documentos, la economía, la crisis o desaceleración, todo nos deja con los 'plomos' fundidos. Lo mejor entonces es desconectar. Por ello el otro día me di una vuelta por 'La Valdivia' finca donde pasta la ganadería de Julio de la Puerta y tuve ocasión de ver como se acosaban unos becerros. El efecto fue tan reparador que hoy miercoles todavía huelo a hinojo, manzanilla y otra yerbas del campo.

UNO QUE AL MENOS TIENE PERSONALIDAD


Personalmente lo tengo muy claro. Todo no se cierra en los grandes carteles, en los toreros de moda, en las ferias de postín o a los festejos mayores. El futuro de la fiesta de los toros está mucho más abajo. Por ello me gusta presenciar a lo largo de la temporada gran cantidad de festejos menores. En ellos se palpa el mañana y los nuevos valores que quieren ser toreros. Desgraciadamente hoy los chicos tienen el defecto principal de que son prácticamente iguales en formas y fondo, la personalidad está ausente de la mayoría de éllos. Este año me ha ilusionado un chaval con un nombre tan torero como Manuel Rodríguez, es natural de Málaga, pero vive entre Andujar y Córdoba, donde es alumno de la Escuela Taurina del Circulo Taurino. Manuel está como todos muy verde, le falta mucho oficio y plaza, pero al menos tiene algo que muchos carecen, personalidad. No se parece a nadie, es él solamente. No quiere parecerse ni a Morante, ni a Tomás, ni a Finito, quiere ser él, y eso es importante. Solo le falta rodaje, ganas y afición no le faltan. Puedo equivocarme, se equivocó El Guerra no me voy a equivocar yo, pero creo que Manuel Rodríguez puede ser gente. Suerte chaval.

LAS CAPAS DE LA CEBOLLA


Incontestable para muchos la actuación de JT en la llamada pomposamente Feria del Aniversario. Obviamente no puedo opinar sobre ello porque como es lógico no estuve allí. De sobra es conocido por los lectores de este blog que no soy tomasista, de ahí mi incredulidad a lo acontecido en la capital de España. No voy a verter comentario alguno sobre lo acaecido en el ruedo venteño, pero si aclarar que según lo visto el día de antes en la Beneficencia, en los tendidos había otro tipo de público así como en el ruedo otro toro muy distinto a los habituales en la primera plaza del mundo. Cantemos lo positivo para la feria de los toros, que no es otra cosa que vuelva a ser portada en la prensa y noticia en los informativos televisivos, pero ojo, se está educando a un público que no ve más allá de JT y que muy presumiblemente cuando el mediático de Galapagar se vaya, se irán con él. El toreo es universal y no se cierra en Tomás. El mejor aficionado es al que caben más toreros y el mejor torero es al que caben más toros, y por ahora al mesías solo le cabe el medio torito de hoy. Pero seamos positivos busquemos en José Tomás lo más profundo de su toreo, quitemos las primeras capas como si de una cebolla se tratase o lo que es lo mismo su fuerza mediática, el camelo de la auto inmolación, el cuento del samurai, los hooligans, la negativa a la televisión y todas las demás sandeces que le rodean, porque en el fondo hay un torero positivo con unas formas rayanas en la heterodoxia pero con validez para la fiesta de hoy, aunque a los politicamente incorrectos y amantes de la pureza y ortodoxia no nos convenza.

6/03/2008

CUADERNO DE BITACORA DE LA RECIEN ACABADA FERIA DE CORDOBA

En primer lugar pedir disculpas a todos aquellos que han visitado este blog durante la feria de Córdoba, esperando encontrar información o alguna impresión personal sobre el transcurso de un ciclo que no acaba de levantar cabeza. Los motivos varios, ha habido como en botica, de todo. Cosas buenas, cosas regulares, cosas malas y otras para olvidar. Crónicas ya habrán leído más de una, así como información regular ofrecida por la prensa local y digital.
Como no viene al caso volver a contar lo ya sabido, voy a intentar apuntar mi impresión personal de cada día del ciclo, día a día y fecha a fecha.

Sábado, 24 de mayo
NOVILLOS BONITOS Y MAL APROVECHADOS. Utreros de Hato Blanco para Israel de Córdoba, Manuel Fernández 'Mazzantini' e Ignacio Gonzalez.
Bonita novillada la que llegó desde los campos sevillanos de Villamanrique de la Condesa. Novillos bien hechos y de correctísima presentación. Con las hechuras que tenían era difícil que fallaran, y por eso no fallaron. Novillos que no querían comerse a nadie, pero que a su vez pedían firmeza y técnica. Los de Hato Blanco pusieron a los espadas un triunfo en bandeja, pero está claro. No puede haber pelea si uno de los contendientes no quiere.
Domingo, 25 de mayo
UNA TARDE CON EL TORO INTEGRO Y VALOR SIN CUENTO. Toros de Victorino Martín para Pepín Liria, José Luis Moreno y Antonio Ferrera.
La fiesta en estado puro. Ya era hora. Muchas son las tardes en las que el tedio toma asiento en el tendido. La liturgia más pura brotó en el albero califal. Todo ello porque el principal pilar de la fiesta, el toro, estuvo presente. Victorino regresó a Córdoba, antaño su plaza talisman en el sur. José Luis Moreno reivindicó una vez más el sito que le corresponde en el escalafón. Disfrutó e hizo disfrutar en su primero. Toreo el bueno. En líneas curvas ante la rectitud imperante del toreo de los figurines de hoy, y lo que más valor tiene ante un toro de verdad. Su segundo quería partirle los muslos. Moreno se los ofreció una y otra vez. Todo corazón en el trasteo. Desde el primer muletazo hasta la estocada final. El público lo reconoció. La verdad siempre tiene premio.
Lunes, 25 de mayo
NOVILLEROS CON POCA PERSONALIDAD. Erales de 'Madroñiz', para Gonzalo Montoya, Iván de Aguilar, Manuel Rodríguez, Garza Gaona, Manuel Sarrión y Daniel Muñoz.
Siempre que se presencia un festejo menor es dificil baremar a los actuantes. Es obvio que quienes empiezan, están faltos de recursos para solucionar los problemas que presentan sus oponentes. Siempre ha sido así. Los principiantes de hoy son practicamente todos iguales. Por eso viendo a uno, están practicamente todos vistos. Se colocan igual, usan los mismos argumentos y poco más. Está claro que si de algo están faltos los nuevos, practicamente, es de personalidad.
Martes, 26
LA LLUVIA Y LA AÑORANZA. Utreros de Dehesa de Guadarrama, para Dámaso González, Julio Parejo y Josete.
Añoranzas de aquellas novilladas de hace muchos años. Novilladas que se cuidaban con esmero. Novilleros que querían ser toreros y comerse el mundo. Novilladas con alma y vida propia. Añoranza, si, de tiempos pasados en los que el escalafón inferior estaba cuajado de menos nombres y muchos más hombres, que si estaban dispuestos a dejarse su sangre por ser alguien en el mundo del toro.
Miercoles, 27
AFICIONADOS DE NUEVA OLA Y TOREO PURO. Toros de Vegahermosa y Jandilla, para Finito de Córdoba, José Tomás y Daniel Luque.
La tauromaquia de José Tomás esta llena de un arrebato basado en la pasión. Si no existiese esa pasión desbordada, su figura bajaría muchos enteros. Por ello, la pasión enmascara la falta de toro, la falta de fundamentos técnicos, de trasteos discontinuos con minimo poso y fondo. Es la época del tomasismo y con ella debemos de convivir, aunque el toreo sea otra cosa. Esto de moda es todo una patraña.
Jueves, 28
SANGRE BENITEZ CONTRA SANGRE AGUADA. Toros de Santiago Domecq, para El Juli, Alejandro Talavante y Julio Benítez 'El Cordobés hijo'.
El toro es el pilar sobre el que se sustenta esta fiesta nuestra, y hoy por hoy la mayoría de los que pastan en las dehesas tienen la sangre aguada, tanto como estas tardes plomizas y lluviosas de final de primavera. El toro bravo no es éste que se cría hoy. Los toreros deben buscar para crear una materia prima que colabore con ellos, pero que a su vez les plantee problemas. Que se mueva, que dé sensación de peligro al tendido y que el público le de importancia a lo que se hace en la arena. El nuevo Cordobés tiene casta en la sangre y desatendiendo a los médicos salió a matar su segundo toro.
Viernes, 29
GANADERIA DE EXPECTACION.... Toros de Fuente Ymbro, para Finito de Córdoba, El Cid y Sebastián Castella.
Dicho ha quedado, sin toro no hay fiesta y sin fiesta todo es efimero. Tan efimero como la corrida de Fuente Ymbro que a excepción del primero de la suelta, Harpia de nombre y de capa jabonera ducal se fue desvaneciendo poco a poco hasta quedar en la nada. Toros desiguales de presentación, algunos se tapaban por su cornamenta, evidenciando poca fuerza y lo que es peor, en el momento que se sentian vencidos y domeñados se paraban como la mayoría de los toros de hoy. La corrida, de no ser por el hierro y la divisa verde, hubiera pasado por alguna de otra ganadería de menos relumbron y peor cartel. Tanto en presentación como en juego ha dejado mucho que desear y la decepción de muchos ha sido notable.
Sabado, 30
CUANDO LA FIESTA LLEGA A SER UNA SUCESION DE OLÉS. Toros de Buenavista, para El Cordobés, Rivera Ordoñez y El Fandi.
Olé la fiesta de los toros, aunque no sea lo que se vivió esta tarde en el Coso de Ciudad Jardín. Visión totalmente equivocada y errónea de lo que debe de ser una corrida de toros. La tauromaquía es una cosa más seria. Por desgracia estos carteles formados por toreros que dicen poco o nada al aficionado se están imponiendo en las ferias gracias a la presente del colorín y tienen un público bien distinto al habitual. Lo único positivo del casos es que estos públicos festivos y profanos en tauromaquia solo acuden a este tipo de corridas. Menos mal. También que en los ciclos feriales cubren un espacio donde antes se daban otro tipo de espectáculos y son rentables para las empresas.

5/16/2008

ESTO YA ESTA AQUI


Mayo ha llegado. Como siempre, sin que apenas nos hayamos dado cuenta. Córdoba en este mes es un laberinto a los ojos de un pintor, como bien dice la copla. La primavera ha roto con rotundidad y la ciudad se torna policroma. El color brota en todos y cada uno de sus rincones. Pasear por sus calles y sus plazas, participar de sus fiestas, o contemplar su serena belleza, es todo un goce para los sentidos. Sus patios, sus rejas, el rumor de sus fuentes hace que la ciudad, además se torne más cosmopolita que en cualquier otra época del año. La alegría también se palpa por doquier. Córdoba está de fiesta, si de fiesta, para celebrar la explosión de luz, color, belleza y sensibilidad que nos brinda anualmente la naturaleza. La fiesta comienza con el esplendor de cruces y patios y termina con la semana grande de la feria. Feria que como toda con pretensiones, no está huérfana de toros. Córdoba no puede ser menos. Además su historia está preñada de torería y no precisamente de una torería vulgar, si no de una de gran majestad, a la vez que poderosa y estética. Córdoba es taurina por antonomasia. El sabio pueblo cordobés conocedor de su legado histórico, lo sabe y está orgulloso de ello, pero desgraciadamente ha caído en la tentación de vivir de las rentas, en lugar de reverdecer viejos laureles.

Es la hora de poner en valor todo el peso que tiene Córdoba en el toreo. No basta con la tertulia senequista del frio mármol tabernario. El pueblo de Córdoba tiene que volver a la plaza. Esta temporada debe de ser la que sirva para sacudirnos la mediocridad y monotonía que nos come desde hace años. Es la hora de hacer que Córdoba retome el peso que jamás debió perder en el mundo del toro. Si nos lo proponemos de seguro que será conseguido. Hay que desechar complejos de inferioridad con otras ciudades, aficiones o plazas. De nosotros, los cordobeses, depende. El que algo quiere, algo le cuesta. Por eso debemos de acudir a la plaza, para que no nos tachen más de apáticos y senequistas. Debemos de exigir a los espadas actuantes que rindan cuentas en la arena, censurando a todo aquél que no venga a Córdoba a justificar su nombre y cartel. Igualmente debemos de exigir que no falle el cimiento básico de la fiesta, el toro. Por ello debemos demandar un toro integro, en puntas, serio, con el trapío y casta suficientes para que tenga importancia lo que ante él se haga. Para ello habrá que reivindicar una fiesta íntegra en sus tres tercios, recuperando el primer tercio, baremo de bravura del toro, hoy por desgracia en serio peligro de extinción. Por esto hay que reclamar a los profesionales el exacto cometido de la liturgia de la corrida, a la empresa celo con la materia prima, el toro, y a la autoridad el celo suficiente para hacer cumplir a unos y a otros lo legislado al efecto. Solo si reclamamos de una manera seria, tendremos el espectáculo que tanto echamos en falta.

Es la hora, esto no está muerto, solo estamos inmersos en un profundo sueño. Es la hora que la Córdoba taurina se sacuda el letargo. La afición cordobesa tiene la última palabra. Solo hace falta querer y como reza el viejo dicho, querer es poder. Solo nosotros tenemos la última palabra.

5/10/2008

Después del acontecimiento acaecido en la concurso de Zaragoza, los aficionados a la fiesta de los toros en toda su integridad, debemos de exigir lo siguiente:

- La suerte de varas es el eje de la lidia. Tiene tres cometidos:

a) Descubrir las condiciones de bravura, temperamento, comportamiento y calidades del toro.

b) Ahormar, corregir y restar poder a su embestida, para su posterior lidia y muerte, mediante puyazos en el morrillo, breves y dosificados.

c) Cuando las condiciones sean las propicias, crear belleza y transmitir la emoción de esta incomparable suerte.

- La suerte de varas debe realizarse según mandan los cánones:

- Cuadrar al toro ante su picador, quien debe ofrecer los pechos del caballo y provocar su embestida.

- Picar sólo con la pirámide de acero, que es puya, sin introducir el encordelado, que es tope.

- Echar el palo por delante y picar en el morrillo del toro antes de que éste llegue al peto del caballo.

- Mientras el toro empuja, el varilarguero debe defenderse recargando su peso en la puya, echándose encima del palo y sacando su cuerpo de la montura sin rectificar ni barrenar, midiendo el castigo.

- En ningún caso debe taparse la salida al toro ni hacerle la “carioca”, salvo en los casos de manifiesta mansedumbre.

- La importancia del tercio de varas requiere, para su correcta ejecución:

- Modificar el diseño de la puya de modo que se pique sólo con la pirámide de acero; para ello habrá que poner una cruceta giratoria en la base de la pirámide o volver al uso del “limoncillo”.

- Caballos domados y con un peso proporcionado.

- Las defensas de la anatomía de los mismos deben estar elaboradas, preferiblemente, con material flexible y ligero, que no supongan acorazar al caballo y que el toro se estrelle contra un muro.

- Los caballos deben llevar un ojo destapado para poder orientarse en el ruedo.

- La importancia de este primer tercio para el desarrollo posterior de la lidia requiere que matadores, subalternos y picadores, cada uno en la medida de sus responsabilidades, ocupen su sitio, realicen la suerte correctamente, por derecho y sin ventajas, colocando bien al toro, midiendo el castigo y haciendo el quite tan pronto el toro llegue al caballo.

- No se deberá premiar ninguna faena en la que el toro no haya recibido, al menos, tres puyazos.

- No se deberá premiar a ningún toro, tanto en el ruedo como con trofeos, que en su lidia no haya recibido, al menos, tres puyazos.

- No se deberá premiar ninguna corrida en conjunto donde, al menos, tres toros hayan recibido tres puyazos o más, y el resto, un mínimo de dos, ya que el primer puyazo lo toman bien todos los toros, en el segundo ya empiezan a dar síntomas de su bravura, y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no.

- Siendo conscientes de que para la realización de la suerte de varas correctamente se requiere, además de conocimiento y compromiso, habilidad y precisión, no se deberá premiar a ningún picador:

- Que falle en el primer encuentro con el toro.

- Que pique fuera del morrillo, por muy bien que haya realizado la suerte.

- Que barrene.

- Que haga la “carioca” sin necesidad.

- Exigir a los responsables del buen desarrollo del espectáculo taurino, como son presidentes, delegados, alguaciles y veterinarios, que cumplan con sus obligaciones y no deleguen sus funciones en manos de los taurinos profesionales. Deben actuar con el rigor necesario para que se cumpla el reglamento y la lidia se desarrolle ordenadamente, de manera particular en la suerte de varas.

10º
- Deberemos denunciar, a través de los medios que tengamos a nuestro alcance:

- A los picadores que no cumplan con las normas que rigen el primer tercio de la lidia.

- A los matadores bajo cuyas órdenes actúen y que son, en definitiva, los responsables últimos de su actuación.


- A las autoridades que, haciendo dejación de sus funciones, no corrijan, atajen y sancionen las infracciones cometidas.


Lo demás son milongas.