9/16/2009

VINO POR SUS PREMIOS Y SE FUE


Pasó José Tomás por Córdoba y dio muestras de que es humano. Muchos piensan que el de Galapagar es divino, un Dios, un Mesías. Pero José Tomás a pesar de los que digan sus correligionarios es tan humano como nosotros. Vino a recoger sus premios, desde nuestro punto de vista y el de muchos cordobeses, totalmente inmerecidos. Premios que le reconocían triunfador de la pasada feria de mayo. Premios cuyo fallo desataron una gran polémica. En esta edición de la feria de Córdoba, su actuación no tuvo la perfección deseada para hacerse acreedor de los galardones más importantes. Sus faenas tuvieron demasiada irregularidad y demasiadas imperfecciones como para ser hechas por alguien tocado por la divinidad. Su actuación mediática si fue perfecta. Mal colocarse delante de los toros, dejarse coger los trebejos de forma continua e incluso atropellar la sin razón son sus máximas, esas que exaltan a estos advenedizos la fiesta. Estos que presumen de saber de toros y que cuando su Mesías se vaya, se perderán. José Tomás es más humano que nunca y tan mortal como los demás mortales.
Su gesto de devolver la medalla de Bellas Artes ha sido otra concesión a la galería. Un gesto de humanidad, de soberbia diría yo. Muchos pensaban que Tomás devolvería los premios o excusaría su asistencia. Eso si hubiera sido muestra de alguien divino. Reconocer lo que no le corresponde. Numerosos aficionados de postín de la ciudad de los Califas, pensaban que este nuevo Mesías tendría el gesto de reconocer que no es merecedor de los galardones que le han concedido. Pero la avaricia y la soberbia, pecados mundanos y terrenales, han impedido a este humano reconocer lo que en el ruedo quedo palpable. Que alguien le bajo de su pedestal con torería, dignidad, buen hacer y sobre todo mucha humanidad.
José Tomás vino y se fue. Con sus premios eso sí. No reconoció la verdad ni tuvo el gentil gesto de hablar de quien lo bajó del Olimpo. Tampoco le cedió la palabra, ni a él ni a ninguno de los demás compañeros galardonados. José Tomás es un dios, es intocable, único e irrepetible, pero la humanidad se hizo palpable en la soberbia y en la presuntuosidad de ser algo que no se es. José Tomás es solo un buen torero, como hay tantos en el escalafón, pero con una extraordinaria fuerza mediática para la gente, pero humano para todos.
Volverá el año que viene, volverá a llenar la plaza, encandilará a todos estos nuevos advenedizos a la fiesta, exigirá el medio-toro, un compañero por delante, se dejara coger, pero ¿hará faenas poderosas, toreras y ante toros de verdad? No lo creo, otra muestra más de humanidad. Un gesto sería pedir un mano a mano con un torero de Córdoba, que aunque sin fuerza mediática, torea con pureza, con poder, con arte y a toros en puntas con “barba y bigote”.

Foto cortesia de Ladis

8 comentarios:

VANESSA FUENTES dijo...

OLE OLE Y OLÉ, MAS ALTO PERO NO MAS CLARO, ESTOY CONTIGO ABSOLUTAMENTE EN TODO.
TODOS CON MORENO

RAFAEL COBO dijo...

Madre mía, Salvador. Vaya repaso a los pecados capitales. Vamos que si el "ídolo" se puso morado de "capaneses" y aperitvos, también el tío es poseedor de la gula.
Feo gesto el de no ceder la palabra a Moreno y sobre el mano a mano, ya lo mojó la oreja una vez, y la envidia y, por qué no, la pereza en esforzarse ante tal reto, impedirán que veamos el duelo soñado por todo aficionado al buen toreo.

Salvador Giménez dijo...

Canapés comió pocos, el patio estaba lleno de mundanos, y voló rapido de allí.

Pilar Fuentes Ruiz dijo...

Genial Salvador, totalmente de acuerdo contigo pues también presenciaste el evento y el sentimiento general de la afición cordobesa así lo vivió. Una zancadilla más... ya no importa... ya no duelen.

Tenemos que apoyar a José Luis.
Cordoba está contigo torerazo.

Salvador Giménez dijo...

Pilar, como dijo Machaquito cuando le impusieron la Cruz de Beneficencia: 'una cruz esta güena pa con frá'; los premios son solo eso, que mejor reconocimiento que el de la afición y el respeto de todos los profesionales. El 26 en Pozoblanco veremos de seguro algo historico.

TAMARA dijo...

ENHORABUENA SALVADOR, MENOS MAL QUE TODAVÍA HAY SITIOS EN LOS QUE SE PUEDE ESCRIBIR LIBREMENTE Y EXPRESAR LO QUE CREEMOS ES JUSTO. OTRA "GUANTÁ" SIN MANOS PERO NO PASA "NÁ", AQUÍ SEGUIMOS DEFENDIENDO LO NUESTRO. "CORDOBA CON SU TORERO: JOSE LUÍS MORENO"

Salvador Giménez dijo...

La fidelidad que tenéis hacia vuestro torero, nuestro torero, es mas importante que un trozo de metal.

VANESSA FUENTES dijo...

SALVADOR ESO POR SUPUESTO QUE NADIE LO PONGA EN DUDA, LA FIDELIDAD Y EL CARIÑO QUE LE TENEMOS A NUESTRO TORERO VALE MUCHO MAS QUE CUALQUIER TROFEO, PERO CIERTO Y VERDAD ES QUE TAMBIEN NOS GUSTAN QUE NOS RECONOZCAN NUESTRO MERITOS Y AUNQUE JOSE LUIS MORENO SEA TODO UN SEÑOR, PORQUE ASI LO HA DEMOSTRADO, TANTO DENTRO COMO FUERA DE LA PLAZA, TAMBIEN SERIA BUENO QUE SE LE HUBIERA DADO LO QUE ÉL SOLITO SE HA GANADO, LO QUE NO ES NUESTRO NO LO QUEREMOS PERO LO QUE ES A LEY DE EL, ES UNA MARRANADA MUY GRANDE Y YA PA REMATARLO NO LO DEJAN NI PRONUNCIARSE...ASI LES LUCE EL PELO.
NOSOTROS CON MORENO A MUERTE, OLE OLE Y OLÉ CORDOBA CON SU TORERO