8/13/2012

TELEVISION EN ABIERTO SI, PERO ASI, NO.



La televisión, además de un importante medio de comunicación, tiene hoy un poderoso influjo mediático. Tanto que lo que no aparece en su pantalla, es como si no existiera o no hubiese sido creado. Mediocres, sin formación, son elevados a la categoría de estrellas gracias al medio televisivo. Ellos son la cara amable de la moneda. La cruz por tanto, gentes y profesionales solventes que, si fracasan con sus programas, ven languidecer su estrella y fama hasta el olvido, en la mayoría de las ocasiones de forma injusta e inmerecida. ¿Les suena el caso de ese bombonazo llamado Pilar Rubio? Es el enorme poder de la televisión, capaz de exaltar lo malo y omitir lo válido. Por esto la fiesta de los toros tiene que estar presente en la pequeña pantalla. Bien en los informativos, si se informa de bádminton los toros tienen el mismo derecho, o bien, de forma puntual mediante retransmisiones de interés público, como pueden ser un número de festejos determinados en la temporada.
Por lo expuesto es de lógica que la tauromaquia debe de formar parte de las parrillas de programación, como otras disciplinas minoritarias y con mucho menos interés, pero ojo, con mesura, tratada con respeto, sin morbo ni amarillismos, buscando y valorando sus auténticos valores. Todo esto debe de venir de las personas que se encargan de la fiesta en los medios, que aún la dan importancia. Son los profesionales de la información los que tienen que dar verismo y categoría a lo más profundo del espíritu del toreo.
Viene esto por la retransmisión de los festejos que nos suelen emitir desde las cadenas públicas autonómicas. Espectáculos como el ofrecido recientemente en directo, no solo son perjudiciales para la fiesta, sino que sacan a la luz sus vergüenzas, su picaresca y sobre todo la falta de veracidad. Sobre todo en el momento que no salta al ruedo el toro integro. Claro está que no voy a reclamar para una plaza de tercera, un toro como el de Madrid o Bilbao, pero parece escandaloso que en plazas de menor categoría salte un toro con tan poca consistencia para la lidia. Pobre, pobrísimo de presentación y podrido por dentro. De los pitones mejor no hablar. Le aconsejo a los ganaderos que suelen lidiar que complementen con biotina el pienso y quiten pedregal de las fincas y dehesas.
Y ante todo ¿Qué se comentaba? Nada, se omitía la verdad, todo era justificación y en la mayoría de las ocasiones de forma injustificable. ¿Por qué no se dice la verdad? ¿Por qué no se denuncia el fraude? ¿Por qué no se pide la integridad de una fiesta que languidece? Pues de seguro para seguir agradando al taurineo que todo lo puede y maneja, para seguir a bien con los que están cargándose la fiesta y también por velar por sus propios intereses. Está claro que denunciando y cantando las verdades la mamandurria está en peligro, cuando quien peligra de verdad es la fiesta de los toros en sí, todo por no decir nunca la verdad.

12 comentarios:

Rafa Risquillo dijo...

Mis felicitaciones por esta entrada, Salvador. Siempre ha habido mediocres, maleantes, chuflones, sinvergüenzas, y demás fauna pseudo-taurina que pulula alrededor de la Fiesta, que comen de la Fiesta y que en nada benefician pero ahí están, ahí siguen y seguirán haciéndole mal a la tauromaquia y su mundo. Eso sí, cuando sale alguien llamando las cosas por su nombre, haciendo una crítica como Dios manda, no callando sino denunciando el fraude y demás picarescas, a ese lo tachan de querer cargarse la Fiesta cuando en realidad éste y solamente éste es el camino para poder poner la Fiesta donde se merece y darlo a conocer como un espectáculo en el que los actores pueden morir de verdad. Un respeto para los que participan jugándose la vida y mostrando su Arte ante millones de aficionados cada temporada. Es lamentable algunas retransmisiones taurinas

Salvador Giménez dijo...

Lo de ayer fue lamentable y hay que levantar la voz. Con todo y eso creo que me he quedado corto. Gracias por tu seguimiento y participación.

Pepe Pastor dijo...

Una vez más mi felicitación por lo que escribes. Ya está bien de tanto "buenismo", de ocultar la realidad de lo que ocurre en el ruedo y de justificar lo que es injustificable, por mantener eso del "share", o lo que es lo mismo los bolsillos de estos que van de próceres y defensores de la fiesta. Y peor aún cuando se hace con dinero público.
Un cordial saludo

Salvador Giménez dijo...

Mira esto se hace desde una privada y cada cual hace con su dinero lo que le da la gana, pero financiar con dinero público y en una cadena pública retransmisiones así es censurable.

franmmartin dijo...

La mugre y la desverguenza de éstos spiker es de cárcel, en un país medio civilizado.
Claro que entonces faltaban plazas en las trenas de éste desdichado país llamado España.

LUIS RODRIGUEZ dijo...

lo de ayer de Canal Sur , vergonzoso, los comentarios del Sr. Romero, lamentables y la "actuación " del comentarista y ganadero de juzgado de guardia.
Con todos estos satélites "promocionando " la fiesta Nacional, estamos en el tiempo de descuento de este desigual partido contra las corridas de toros.

Saludos
Luis R.
Linares

LUIS RODRIGUEZ dijo...

lo de ayer de Canal Sur de verguenza. Lo de Enrique Romero, el máximo defensor de la fiesta, será de su fiesta, porque de la auténtica nada de nada. Lo del Sr. Ganadero, locutor ó comentarista, directamente de cárcel, por presentar el ganado de esa forma, por pedir que no le pegaran a los toros y por pedir que por qué no le dejaban llevarse el toro devuelto y había que apuntillarlo.
Sencillamente lamentable.
estamos en el tiempo de descuento y perdiendo el partido contra la Fiesta Nacional de estos chuflas.
Saludos
desde Linares

Salvador Giménez dijo...

Luis llevas toda la razon y hay que alzar la voz. Los Romero monopolizan la informacio taurina en Canal Sur y estan haciendo mucho daño con su buenismo y el todo vale. Saludos y gracias por leer las entradas de este modesto blog.

RAFAEL COBO dijo...

Como ya te dije por wahsaap, lo del domingo fue una auténtica vergüenza. ¿Cómo no se les cae a estos señores la cara al suelo?. Con qué dignidad puede un ganadero hablar de sus toros como lo hizo ese hombre viendo todos lo que estábamos viendo. Menos mal que el tal Valentín, el realizador, tiene que ser un gran aficionado, porque sólo se le escapó un plano de los pitones desmochados que este señor había enviado para la ocasión.
Lo de la reapertura de Priego, que también se pudo ver por el Canal Ojú,se queda a la altura del betún después de visto lo visto el domingo. El enemigo, está dentro, muy dentro y manejando los hilos...

Salvador Giménez dijo...

Amigo Rafa, eso es lo malo, que lo tenemos dentro y manejando. Muchas veces pienso que este público, de plazas menores me refiero, paga una localidad en ocasiones más caras que en una plaza de primera. Por qué se justifica el fraude por el sistema en estas plazas? A que espera este público en reventar contra lo que se le impone? Lo que está claro que el día que revienten se dará el primer paso para echar a tanto golfo de la fiesta de los toros.
En cuanto al locutor de la "nuestra" si la RTVA fuera una cadena seria, ya lo hubiera invitado hace tiempo a cerrar la puerta por fuera, lo que ocurre que tiene que tener muy poderosos padrinos el clan.

Manuel dijo...

Lo de éstos señores es de verguenza, indignante al maximo, desdeñan la suerte de varas con comentarios suavones y malintencionados para acabar con la misma. Pero lo de Sancho Dávila es ya de una sinverguencería extrema, valiente granuja el señorito caradura, que tiene unas tragaderas que le entra un tranvía atravesao. En cuánto a Enrique no me sorprende nada ya de lo que diga o haga, despues de ver como emitió en un programa a un pony embistiendo, cualquier día le ponen un par de cuernos a un mulo y sale por chiqueros y es capaz de decir que tiene mucha clase y nobleza pero le falta un poquitin de fondo. Tengo ganas de encontrarmelos un día por alguna plaza y decirles a la cara lo que son y lo poco que respetan al verdadero protagonista de todo esto, EL TORO.

Salvador Giménez dijo...

Lo malo es que tienen el beneplacito de todos. Fijate el año pasado la que montaron en Belmez con el pseudoindulto de ¡¡Dos!! toros. Con decirte que ese día tomaron el burladero de prensa y tuvimos que ser reubicados por el sargento de la Guardia Civil, donde buenamente pudo, el resto de informadores.
Gracias por seguir el blog y saludos.