4/26/2015

UNA FERIA ACORDE CON LOS TIEMPOS.


Las corridas del ciclo de la Salud serán una buena piedra de toque para ver si la empresa puede lograr que Los Califas sea lo que siempre fue: una plaza de temporada y no sólo de Feria.

Resulta significativo que este ha sido el año en el que menos cábalas se han hecho en torno a los carteles taurinos de la feria de Córdoba. Nadie, o muy pocos, los esperaban con la impaciencia de tiempos pasados. Las filtraciones y posibles combinaciones han estado ausentes desde que se supo, hace unos meses, que la Fusión Internacional para la Tauromaquia sería la organizadora de los carteles de 2015. Esto viene a poner de manifiesto dos cosas: bien que la sufrida afición cordobesa ha perdido la ilusión o bien que se creía que la unión temporal de empresas taurinas que rige Los Califas cumpliría sobradamente con su cometido. Esta calma aparente viene a significar que, una vez presentados los carteles, estos cuentan con el respaldo de la afición y público de Córdoba. 

Digno es de resaltar que, por unas causas u otras, la cordura ha vuelto a Córdoba. La feria vuelve en esta edición a ser lo que fue. Dos festejos mayores, una novillada con picadores y espectáculo de rejones. Siempre fue así. La prueba está en las hemerotecas. Córdoba jamás fue de ferias largas, moda impuesta por los años de bonanza económica, coincidente con la explosión delfinitismo. Córdoba vuelve a la normalidad. Un punto por tanto a favor de la empresa. Eso sí, una vez vueltas las aguas a su cauce, también se debe de trabajar para continuar con la recuperación de lo que fue antaño, que no es otra cosa que una plaza de temporada. Los nuevos gestores tienen capacidad para ello, otra cosa es que estén por la labor de hacerlo. 

Los carteles en sí son los que son. Están todos los que deben de estar. En ellos se unen los nombres de los espadas que tienen actualmente la categoría de figuras del toreo. Tal vez se eche en falta a El Juli, presente en la corrida del cincuenta aniversario, o tal vez a Miguel Ángel Perera, pero la verdad es que los mismos están concebidos para que el gran público vaya a la plaza. Es también de lógica reconocer que en dos corridas de toros no hay sitio para más. Son solo seis puestos a cubrir, por lo que la inclusión de otros nombres, presumiblemente más frescos, caso de Iván Fandiño, Diego Urdiales o Pepe Moral, sea prácticamente imposible. Choca no obstante la inclusión de un reaparecido Rivera Ordóñez, al que nadie llamó, en detrimento de otro espada veterano, tal vez Juan Mora, que abriera cartel a Morante de la Puebla, que curiosamente, y ante su ausencia en la feria abrileña de Sevilla, hará doblete en la feria de Córdoba. Los demás nombres no tienen discusión, pero muestran, eso sí, lo viciado del escalafón superior. Para tres festejos, corrida del aniversario y dos festejos en mayo, o lo que es lo mismo, y teniendo en cuenta que una corrida es de seis toreros, o sea doce puestos, han bastado solo siete nombres. Nombres que suman entre ellos ciento ocho años de alternativa, teniendo el más moderno de ellos, Julio Benítez El Cordobés (25-5-2007), ocho años de antigüedad en el escalafón superior. 

Para la renovación de este envejecimiento del escalafón, hace falta apostar por lo que empiezan. La FIT lo hace y recupera en la feria una novillada con picadores. Festejo que cuenta con el aliciente extraordinario de la presentación con los montados en la capital, de uno de los novilleros que más expectativas tiene para la afición cordobesa, caso de Javier Moreno Lagartijo, quien estará acompañado por otros novilleros con notable proyección como son Ginés Marín y Jonathan Varea. Ojalá sea un festejo triunfal y pueda ser repetido tras la feria, como era pauta habitual en otros tiempos no tan lejanos, aunque la presión fiscal de hoy a las novilladas harán que sea utópica su celebración fuera de las fechas previstas. 

De autentico lujo el cartel del festejo de rejones. Fermín Bohórquez, Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura son los máximos exponentes del noble arte de Marialva. Nada que objetar. Bohórquez se despedirá de Córdoba y el ruedo de Los Califas será escenario de la competencia de Hermoso y Ventura en una de las pocas tardes que pueden coincidir en la presente temporada.

En cuanto a ganaderías se han anunciado las preferidas por las figuras. Para ellos son las más claras exponentes del toro que les propicia su particular visión del toreo. Atrás quedaron los tiempos de los gestos con otros tipos de encastes, aunque también hay que hacer hincapié en que, en un ciclo tan limitado, es imposible la apertura a otras vacadas que críen un toro más del gusto del aficionado partidario a la recuperación de los valores más ortodoxos de la fiesta de los toros. 

Salvador Giménez

4/25/2015

EL NUEVO LAGARTIJO SUMA CONTRATOS


El novillero cordobés, Javier Moreno "Lagartijo", continua sumando contratos. En este su primera campaña con los del castoreño, cuya presentación está prevista en Utrera el próximo día 9 de mayo, sus mentores estan trabajando para que ocupe un lugar de privilegio en el escalafón de novilleros.

Por ello "Lagartijo" estará presente en la feria de Osuna, concretamente el viernes 15 de mayo, donde actuará en unión de Ginés Marín y Curro Duran y estoqueará una novillada del hierro de Julio de la Puerta, ganadería donde se encuentra preparando esta campaña vital en su carrera.

Como conoceran los seguidores de esta bitacora taurina, "Lagartijo" se presentará en Córdoba el próximo día 28 de mayo en el primer festejo de la feria de la Salud, acompañado de Gines Marín y de Jonathan Varea ante novillos de Talavante, procedencia Nuñez del Cuvillo.

4/21/2015

FERIA DE CORDOBA 2015


La empresa Fusión Internacional por la Tauromaquia (FIT) ha presentado esta tarde, en un acto celebrado en el Alcázar de los Reyes Cristianos, el cartel de la Feria de Nuestra Señora de la Salud 2015 de Córdoba.   El periodista de Canal Sur Televisión, Enrique Romero, ha sido el encargado de presentar el acto.   Tras el descubrimiento del cartel por parte del empresario José Cutiño y la concejala Amelia Caracuel, se ha procedido al pregón taurino de Enrique Romero.   El periodista, en su pregón, ha hablado de su niñez, de su recorrido por las plazas y de la ilusión por ir a los toros, haciendo una defensa de la Tauromaquia: “Nos invade la desilusión y pensamos por qué seguir yendo a los toros. Pero algo en el interior nos dice que necesitamos y requerimos de nuevas ilusiones y de caminos nuevos que resuciten nuestra ilusión. El camino es un camino sagrado, porque cuando voy por él a la plaza me encuentro conmigo mismo. Cuando voy a los toros no sé si soy hombre o niño, porque ante todo soy aficionado”.   El popular periodista del programa “Toros para todos”,  se encuentra ilusionado con la nueva etapa que emprende el Coso de Los Califas. “Se inicia un nuevo camino. No podemos olvidar el pasado para construir el futuro, la ciudad de los Califas, alimentó de sabios y de genios al toreo. Hicieron crecer la Tauromaquia, fueron visionarios del futuro”.   

4/19/2015

MANZANARES, DISCUTIDO TRIUNFO EN SEVILLA


Puede que esté equivocado. No soy un profesional del toreo. Tampoco voy presumiendo de haber matado un número equis de novilladas o becerradas. Menos aún de haberme puesto delante de tantas o cuantas vacas o erales. No. Sé que mi posición es la de aficionado. Con unos criterios y conceptos para algunos arcaicos, pero claros de lo que debe de ser la tauromaquia. Por eso tras ver la actuación de ayer de Manzanares en Sevilla, me da pena la situación en la que se encuentra la fiesta de los toros.

Una actuación en la que primó la estética y la superficialidad sobre el poder y la profundidad. Nunca pudo, ni quiso, imponerse a las brusquedades ni querencias de sus dos oponentes. Actuación plana que contó con la predisposición de un público muy a favor, en el que pesan muchos factores dignos de estudio, y contar con una espada eficaz y certera.

Veinticuatro horas después, uno se da cuenta de que no estaba equivocado. Fue un premio excesivo, demasiado, y que conste que la presidenta no aceptó la insistente petición de la segunda oreja en el quinto, porque si no la cosa hubiera sido ya de escándalo mayúsculo. Toreo acelerado, sin mando, desplazando los arreones del manso hacía afuera en lugar de hacía dentro, sin imponer la faena en los terrenos del torero, siempre donde el toro quiso y sin haber intentado ni por asomo, el toreo fundamental al natural. Eso sí, todo estuvo emborrizado en la elegancia, en su plasticidad, en la estética y lo aparentemente bonito. El de Alicante recuerda mucho a esos cantantes guapetones que vuelven locas a las quinceañeras sin saber entonar una escala musical medianamente digna. Todo muy etéreo por mucho que lo hayan cantado sus admiradores, llámense prensa afín, seguidores, o quien dice ser aficionado de postín.

También se han cantado mucho sus dos estocadas. Eficaces y que tumbaron con rapidez a sus oponentes, pero ojo, Manzanares no es tan buen estoqueador como lo pintan. Ejecuta la suerte colocándose a gran distancia y matando la mayoría de las ocasiones al 'puñetazo'. Incluso algunos se están permitiendo compararlo con el gran Rafael Ortega, cuando José Mari es difícil, imposible prácticamente, verlo perfilado en corto y por derecho.

Es mi visión de un triunfo rodeado de contradicciones. Para unos sublime, de figura del toreo. Para otros vulgar y de torero mediático asiduo al colorín. Ni una cosa, ni la otra. Todo es cuestión del color con que se mire.


4/15/2015

BUENOS PRINCIPIOS, LOS ACTOS SE SOLAPAN.


Por esta tierra tan taurina como es Córdoba, siempre nos quejamos, que  el toreo es difícilmente palpable en la sociedad actual. Se echan en falta actos a los que pueda concurrir ese público que tanto gusta de una fiesta,  tan arraigada en nuestra cultura,  como es la de los toros.  Pocos son los actos culturales, con el objeto de divulgar y poner en valor al toreo, que se llevan a cabo en la ciudad, exceptuando, eso sí, los organizados por la Casa del Toreo, o la Tertulia La Montera, en el periodo invernal. Desgraciadamente todo se reduce a mayo y las dos últimas semanas de abril. Lo malo es que cuando llegan estas fechas, cada uno hace la guerra por su cuenta, y los actos pueden solaparse como ha ocurrido, o presumiblemente va a ocurrir, el próximo lunes.

Desde hace fechas, antes de Semana Santa incluso, se conocía que la web Coso de los Califas preparaba un homenaje, como reconocimiento a su carrera profesional e intachable trayectoria, al torero cordobés Antonio Tejero. Todo el toreo sabe de la categoría como torero del eficiente subalterno. Un torero que aunque haya marcado una época en el escalafón de plata, ha escrito con letra de oro, por méritos propios, su nombre en la historia del toreo. Un homenaje más que merecido para alguien que ha paseado el nombre de Córdoba por todo el planeta toro.

Pues a pesar de ser un acto programado con tiempo, hoy surge la sorpresa que la empresa de Córdoba, integrada en la denominada FIT (Fusión Internacional para la Tauromaquia), presentará los carteles de la feria de mayo, el próximo lunes, día 20, coincidiendo con el homenaje a que se ha hecho mención anteriormente. Para colmo, se programa un pregón taurino, seguramente de la feria de Córdoba, a cargo del comunicador y presentador del programa "Toros para Todos" de Canal Sur TV, Enrique Romero, el cual culminará el anunciado acto. Un pregón, por cierto, que no es algo novedoso en la capital, pues es sabido que el organizado por la Tertulia Taurina El Castoreño del Real Circulo de la Amistad está más que consolidado en los días previos al ciclo ferial y que este año, en su XXVI edición, correrá a cargo del veterinario Rafael Jordano Salinas.

¿Falta de previsión? ¿Falta de organización? ¿O tal vez de comunicación? Lo que es cierto es que los aficionados cordobeses no tienen, que sepamos, el divino don de la ubicuidad. Quién vaya a la presentación y pregón, obviamente no podrá asistir al homenaje a Tejero, acto al que sus asistentes tampoco podrán estar presentes en la presentación del cartel de la feria de Nuestra Señora de la Salud. El caso es que a las primeras de cambio, por culpa de la falta de comunicación, o de la seguridad de ser quien tiene la sartén por el mango,  ya tenemos montado un conflicto de intereses. ¿Será el último? Esperemos que se rectifique y todo quede en una simple anécdota, si no empezamos con el paso cambiado.


COMIENZA EL MOVIMIENTO


Se acerca el mes de mayo y Córdoba comienza a moverse. Todo parece indicar que Córdoba se despereza, que poco a poco, recobra la vida. En lo relacionado con el mundo de los toros, fiesta que pese a quien le pese, está aparejada al mayo festivo cordobés, ocurre lo mismo. Atrás quedó el nefasto y triste año 2014, año donde la Córdoba taurina toco fondo, o al menos eso es lo que esperamos, deseando que este 2015 sea el que apunte a la recuperación.

Por lo pronto el próximo lunes, día 20, a las 19,30 horas serán presentados en el Alcázar de los Reyes Cristianos los carteles de la feria de mayo. También se anuncia un pregón taurino, a cargo del comunicador Enrique Romero, presentador del programa de Canal Sur "Toros para todos".

¿A QUE GANADERIAS PERTENECEN LOS NEOFITOS?

Volvemos a las adivinanzas. ¿A qué ganaderías pertenecen estos ejemplares?

3/29/2015

A MEDIO CAMINO, LO QUE FUE O LO QUE PUDO SER.(Crónica corrida de Montoro)


La sociedad actual está cambiando notablemente los valores. La fiesta de los toros, reflejo en parte de la sociedad de cada tiempo, no le va a la zaga. Siempre el valor fundamental de la tauromaquia fue la lucha entre la razón y la irracionalidad. La tragedia del combate siempre estuvo presente. Hoy todo ha cambiado. La lidia transcurre como algo muy establecido de antemano. El toreo de hoy es muy uniforme, demasiado, y plano. No hay lugar, salvo contadas ocasiones, para la épica ni la heroica. Hoy es todo amabilidad por parte de un público, en exceso condescendiente, siempre predispuesto a la diversión por muy poco que desde el albero se le ofrezca. El toro, pilar sobre el que se debe sustentar la fiesta, es un animal seleccionado para ser un colaborador y no un contrincante, con lo que el concepto actual de la tauromaquia difiere mucho del primigenio.
¿Quiere esto decir que la corrida de ayer de Montoro fue mala? No. Pero pudo ser mucho mejor de lo que fue. En primer lugar decir que el coso, en el debut de la nueva empresa tras años de travesía por el desierto, presento una buena entrada. También hay que decir que la corrida enviada por Román Sorando estuvo bien presentada, alguno con un trapío de superior categoría de la plaza, y además ofreció un notable juego. Si no alcanzó el sobresaliente fue, sin lugar a duda,  porque solo se vieron sus virtudes en el tercio de muerte. Tuvieron clase, calidad y brindaron el triunfo en bandeja a sus matadores. Hoy que de seis toros que se lidien, cuatro den buen juego y los otros dos sirvieran mientras les duro el fuelle, es para darse con un canto en los dientes. Eso sí, quedaron inéditos en la suerte de varas, cosa normal en esta época, aunque alguno, primero y sexto, acudieron alegres al caballo en la única vara que tomaron.
Ante ellos los toreros estuvieron cada uno en su son y con los pecados del llamado toreo moderno. Los espadas de hoy, están hechos a una lidia monocorde y plana. En cuando sale un animal que se sale un poco de lo cotidiano, se caen muchos mitos, incluso de aquellos que comandan el escalafón. ¿Estuvieron acaso mal los toreros? Pues no. Pero pudieron, y debieron, estar mucho mejor.

Encabezaba el cartel Manuel Díaz 'El Cordobés', un torero veterano, con muchos años de alternativa, que se mantiene en las ferias y carteles gracias a la leyenda tejida en sus inicios, así como por su fácil conexión con el tendido. Cierto es que tuvo años en los que en ocasiones alcanzaba lucimiento con el capote, o bien, en el toreo al natural. Ayer estuvo en su línea habitual. O lo que es lo mismo, fácil y con línea directa con el público, muy voluntarioso, heterodoxo, con entrega, pero poco más. Sus dos labores muleteriles tuvieron las mismas carencias. Falta de reposo, ventajosa colocación y demasiado artificio.  ¿Estuvo mal? Según el condescendiente público de hoy, no. Pero con el material que tuvo en frente, y sobre todo por respeto a los auténticos valores de la fiesta, debió de estar mucho mejor.

'El Fandi' es otro caso singular en el escalafón actual. Torero de los denominados poderosos, con unas facultades físicas impresionantes y con un oficio ante la cara del toro envidiable. El de Granada se encontró con dos toros de muy distinta condición, aunque ninguno le pusiera en evidencia ante el tendido. En su primero, al que no permitió que lo picaran, tras banderillearlo haciendo gala de su aptitudes físicas, le cuajo una faena que planteo de forma clásica y ortodoxa. Correctamente colocado, siempre intento hacer el toreo según los cánones, pero con un resultado muy desigual. Unas veces las cosas salían, destacar algún natural suelto de mucha calidad, y otras no, resultando en ocasiones los vuelos del engaño tropezados y enganchados. Conclusión: cuando no se puede no se puede y además es imposible. Mató con facilidad y obtuvo dos orejas justas, pero de escaso continente. Su segundo fue un animal que tuvo un comportamiento de más a menos y su labor quedo como una sombra que pronto se desvaneció. Incomprensible que un torero de su condición y calidad este ocupando un lugar privilegiado en el escalafón, mientras otros muchos calientan el sofá del salón de su casa.


Juan Ortega cuajó el mejor toreo de la tarde. Era su segunda actuación tras su alternativa, lo que conlleva que sea el menos rodado de la terna, pero su actuación estuvo salpicada de detalles que tuvieron verdad, sentido y belleza. Presentó sus credenciales al recibir con unos gallardos lances a la verónica a su primero, para luego hacer un quite por gaoneras de mucho ajuste. Con la muleta su labor tuvo personalidad aunque pecara, cosa perdonable por la bisoñez, de falta de continuidad. Tardó en cogerle el ritmo a su oponente, pero una vez centrado, destacó en el toreo al natural. Mató eficazmente y cortó las dos orejas de más peso de la tarde. En el sexto volvió a estar en el mismo son. Pulcritud, medida, mesura, personalidad y sentido de la estética fueron sus virtudes. Tras media estocada y un golpe de descabello cortó un nuevo trofeo lo que le llevo a ser el triunfador numérico de la tarde, una tarde que pudo ser mucho más de lo que fue.

3/28/2015

PRESENTACION DEL CARTEL CONMEMORATIVO DEL 50 ANIVERSARIO DE LA INAUGURACION DE LOS CALIFAS


Imbuidos en los previos a la Semana Santa, en la noche de ayer se celebró en las Caballerizas Reales de Córdoba, la presentación del cartel conmemorativo del 50 Aniversario de la inauguración del Coso de los Califas de Córdoba. 

La denominada Fusion Internacional por la Tauromaquía (FIT), donde se encuentra la empresa "Emtsa" arrendataria del coliseo cordobés, organizó un acto, que fue conducido por Manuel Molés, en el que estuvieron presentes los componentes del cartel inaugural, es decir, los matadores de toros, José María Montilla, Manuel Benítez 'El Cordobés' y Gabriel de la Haba Zurito, así como el hijo del ganadero Carlos Nuñez, a cuya vacada pertenecieron los toros aquella recordada tarde de 1965, con quienes se celebró una animada tertulia tras la presentación del cartel conmemorativo, quien además asistió como representante, en su calidad de presidente, de la Unión de Criadores de Toros de Lidia.

La corrida del aniversario, que a la vez servirá para inaugurar la temporada 2015 en el colo califal, tendrá lugar el día 9 de mayo. La corrida, igual que la que ahora se conmemora, tendrá carácter benéfico y su recaudación se destinará a la Asociación Española Contra el Cancer y en ella actuarán los matadores de toros  Juan Serrano “Finito de Córdoba”, José Antonio “Morante de la Puebla”, Julián López “El Juli”, José María Manzanares, Alejandro Talavante y Julio Benítez “El Cordobés”. Los toros a lidiar pertenecerán a los hierros de Fuente Ymbro, Juan Pedro Domecq, Garcigrande, El Pilar, Núñez del Cuvillo y La Palmosilla.

El cartel conmemorativo es una recreación y actualización del cartel original llevada a cabo por su autor Mariano Aguayo.

El acto contó además con la presencia del alcalde de la ciudad, José Antonio Nieto, el empresario, José Cutiño, el presidente de la sociedad propietaria de la plaza de toros de Córdoba y el matador de toros, Juan Serrano "Finito de Córdoba". Cutiño, en representación de FIT, manifestó:  “Estoy emocionado. Este lugar es especial como lo es Córdoba en el toreo. Venimos con mucha ilusión para conseguir recuperar esta plaza y que Córdoba se sitúe donde merece. Todos los toreros anunciados han mostrado su disposición total e interés por estar presentes en el 50 aniversario de la plaza”.

Finito de Córdoba también se mostró entusiasmado por el cartel y dijo sobre la fecha del festejo:  “Es un día grande para Córdoba. Verme anunciado en este cartel con cuatro grandes figuras del toreo y además estaremos dos toreros cordobeses. Felicito a la empresa por lograr juntar a seis toreros para un acontecimiento así, no ha debido ser fácil”.

Tras la presentación del cartel, se ha dado paso a una tertulia con los toreros que inauguraron la plaza hace 50 años, en la que han bromeado, contado anécdotas y mostrado su ilusión ante esta nueva etapa que se inicia en Córdoba. José María Montilla, Manuel Benítez “El Cordobés” y Gabriel de la Haba “Zurito” guardan un recuerdo especial de aquella tarde inaugural del Coso de los Califas de 1965. El torero veterano del cartel, José María Montilla ha recordado : “La plaza se inauguró por el tirón que tenía Benítez”. Gabriel de la Haba “Zurito” guarda un recuerdo especial de aquella tarde: “Aquel día corté las dos orejas pero no salí a hombros por respeto al Cordobés, que resultó cogido”. Una de las anécdotas de la tarde ha sido la protagonizada por Manuel Benítez “El Cordobés”, quien ha manifestado: “Yo por hubiera toreado pero la empresa ha preferido poner al Fino en vez de a mi”.