4/25/2010

LOS UTREROS DE JAVIER GALLEGO PARA CERET





Los franceses nos están dando en esto del toro sopa con honda. Menos mal que no los inventaron ellos. Gustan de que a los ruedos salte un toro integro, y que a su vez, tengan cabida todos los encastes de la cabaña brava. Incluso los que aquí los taurinos defenestran y que con la imposición de un toro clonado sin raza, ayuno de bravura y falto casta, están consiguiendo condenar a la desaparición.
Por eso lo de los franceses tiene merito. Piden estos toros que en España son rechazados y los disfrutan a mas no poder. Siempre buscan lo positivo, y gracias a la afición gala, estos ganaderos que se resisten a criar el toro que no quieren, pueden sobrevivir y dar salida a sus camadas.
Una de estas aficiones es la de la localidad de Ceret. En plena Cataluña francesa, estos no se avergüenzan de la mas culta de todas las fiestas, los ceretanos organizan en julio su feria, en la que no faltan estos encastes despreciados por los taurinos españoles.
Apasionados del otrora encaste vazqueño-veragueño, raro es el año que no se anuncia en los carteles una vacada de esta origen. Tras poner en el 'candelero' al portugués Fernando Palha, este año han comprado una novillada al ganadero Javier Gallego, que cría en el Valle de Alcudía una de las pocas ramas veragueñas que han sobrevivido al exterminio impuesto por los que mas daño hacen al mundo del toro, que no son otros que los taurinos de tres al cuarto.
En los próximos días les contare toda la historia de esta vacada, que es mucha y para colmo, muy interesante para todos los que amamos al toro bravo de verdad.

4 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Tuve la suerte de vivir un verano la feria de Ceret, el que fue cogido Esplá precisamente, y nos sorprendería la forma que tienen de vivir el toro. Es una ciudad dedicada a la fiesta, pero esto no es una excepción, basta recorrero la costa mediterranea hasta Nimes; Arles, Saint Remy o casi cualquier pueblo, para ver como lo sienten, lo mismo que en la costa atlántica. Sin complejos y llenos de orgullo de ser aficionados a la "tauromachie". Podríamos aprender para saber valorar "nuestro invento". Ah y además se sienten muy catalanes. Vivir para ver

Salvador Giménez dijo...

Así es Enrique, Francia nos esta dando lecciones en muchas cosas. Piden un toro integro, piden diversidad de encastes, el torero que 'birlonguea' no vuelve, ganadería que manipula tampoco, los 'antis' son declarados terroristas. Que buen ejemplo nos dan¡¡¡¡¡ Y aquí la técnica del avestruz. Esconder la cabeza y decir que todo esta muy bien, empezando por parte de la prensa que traga y pone la mano.

juanito dijo...

Sr. Jiménez muy buenas fotografías de los utreros, el que más me gusta
es el de la fotografía segunda.
Estaré pendiente de lo que publique sobre está Ganadería.

Salvador Giménez dijo...

El origen de esta ganadería está en la de José Enrique Calderón, al igual que la de Tomás Prieto de la Cal.
En los próximos día ampliare datos.