5/16/2008

ESTO YA ESTA AQUI


Mayo ha llegado. Como siempre, sin que apenas nos hayamos dado cuenta. Córdoba en este mes es un laberinto a los ojos de un pintor, como bien dice la copla. La primavera ha roto con rotundidad y la ciudad se torna policroma. El color brota en todos y cada uno de sus rincones. Pasear por sus calles y sus plazas, participar de sus fiestas, o contemplar su serena belleza, es todo un goce para los sentidos. Sus patios, sus rejas, el rumor de sus fuentes hace que la ciudad, además se torne más cosmopolita que en cualquier otra época del año. La alegría también se palpa por doquier. Córdoba está de fiesta, si de fiesta, para celebrar la explosión de luz, color, belleza y sensibilidad que nos brinda anualmente la naturaleza. La fiesta comienza con el esplendor de cruces y patios y termina con la semana grande de la feria. Feria que como toda con pretensiones, no está huérfana de toros. Córdoba no puede ser menos. Además su historia está preñada de torería y no precisamente de una torería vulgar, si no de una de gran majestad, a la vez que poderosa y estética. Córdoba es taurina por antonomasia. El sabio pueblo cordobés conocedor de su legado histórico, lo sabe y está orgulloso de ello, pero desgraciadamente ha caído en la tentación de vivir de las rentas, en lugar de reverdecer viejos laureles.

Es la hora de poner en valor todo el peso que tiene Córdoba en el toreo. No basta con la tertulia senequista del frio mármol tabernario. El pueblo de Córdoba tiene que volver a la plaza. Esta temporada debe de ser la que sirva para sacudirnos la mediocridad y monotonía que nos come desde hace años. Es la hora de hacer que Córdoba retome el peso que jamás debió perder en el mundo del toro. Si nos lo proponemos de seguro que será conseguido. Hay que desechar complejos de inferioridad con otras ciudades, aficiones o plazas. De nosotros, los cordobeses, depende. El que algo quiere, algo le cuesta. Por eso debemos de acudir a la plaza, para que no nos tachen más de apáticos y senequistas. Debemos de exigir a los espadas actuantes que rindan cuentas en la arena, censurando a todo aquél que no venga a Córdoba a justificar su nombre y cartel. Igualmente debemos de exigir que no falle el cimiento básico de la fiesta, el toro. Por ello debemos demandar un toro integro, en puntas, serio, con el trapío y casta suficientes para que tenga importancia lo que ante él se haga. Para ello habrá que reivindicar una fiesta íntegra en sus tres tercios, recuperando el primer tercio, baremo de bravura del toro, hoy por desgracia en serio peligro de extinción. Por esto hay que reclamar a los profesionales el exacto cometido de la liturgia de la corrida, a la empresa celo con la materia prima, el toro, y a la autoridad el celo suficiente para hacer cumplir a unos y a otros lo legislado al efecto. Solo si reclamamos de una manera seria, tendremos el espectáculo que tanto echamos en falta.

Es la hora, esto no está muerto, solo estamos inmersos en un profundo sueño. Es la hora que la Córdoba taurina se sacuda el letargo. La afición cordobesa tiene la última palabra. Solo hace falta querer y como reza el viejo dicho, querer es poder. Solo nosotros tenemos la última palabra.

5/10/2008

Después del acontecimiento acaecido en la concurso de Zaragoza, los aficionados a la fiesta de los toros en toda su integridad, debemos de exigir lo siguiente:

- La suerte de varas es el eje de la lidia. Tiene tres cometidos:

a) Descubrir las condiciones de bravura, temperamento, comportamiento y calidades del toro.

b) Ahormar, corregir y restar poder a su embestida, para su posterior lidia y muerte, mediante puyazos en el morrillo, breves y dosificados.

c) Cuando las condiciones sean las propicias, crear belleza y transmitir la emoción de esta incomparable suerte.

- La suerte de varas debe realizarse según mandan los cánones:

- Cuadrar al toro ante su picador, quien debe ofrecer los pechos del caballo y provocar su embestida.

- Picar sólo con la pirámide de acero, que es puya, sin introducir el encordelado, que es tope.

- Echar el palo por delante y picar en el morrillo del toro antes de que éste llegue al peto del caballo.

- Mientras el toro empuja, el varilarguero debe defenderse recargando su peso en la puya, echándose encima del palo y sacando su cuerpo de la montura sin rectificar ni barrenar, midiendo el castigo.

- En ningún caso debe taparse la salida al toro ni hacerle la “carioca”, salvo en los casos de manifiesta mansedumbre.

- La importancia del tercio de varas requiere, para su correcta ejecución:

- Modificar el diseño de la puya de modo que se pique sólo con la pirámide de acero; para ello habrá que poner una cruceta giratoria en la base de la pirámide o volver al uso del “limoncillo”.

- Caballos domados y con un peso proporcionado.

- Las defensas de la anatomía de los mismos deben estar elaboradas, preferiblemente, con material flexible y ligero, que no supongan acorazar al caballo y que el toro se estrelle contra un muro.

- Los caballos deben llevar un ojo destapado para poder orientarse en el ruedo.

- La importancia de este primer tercio para el desarrollo posterior de la lidia requiere que matadores, subalternos y picadores, cada uno en la medida de sus responsabilidades, ocupen su sitio, realicen la suerte correctamente, por derecho y sin ventajas, colocando bien al toro, midiendo el castigo y haciendo el quite tan pronto el toro llegue al caballo.

- No se deberá premiar ninguna faena en la que el toro no haya recibido, al menos, tres puyazos.

- No se deberá premiar a ningún toro, tanto en el ruedo como con trofeos, que en su lidia no haya recibido, al menos, tres puyazos.

- No se deberá premiar ninguna corrida en conjunto donde, al menos, tres toros hayan recibido tres puyazos o más, y el resto, un mínimo de dos, ya que el primer puyazo lo toman bien todos los toros, en el segundo ya empiezan a dar síntomas de su bravura, y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no.

- Siendo conscientes de que para la realización de la suerte de varas correctamente se requiere, además de conocimiento y compromiso, habilidad y precisión, no se deberá premiar a ningún picador:

- Que falle en el primer encuentro con el toro.

- Que pique fuera del morrillo, por muy bien que haya realizado la suerte.

- Que barrene.

- Que haga la “carioca” sin necesidad.

- Exigir a los responsables del buen desarrollo del espectáculo taurino, como son presidentes, delegados, alguaciles y veterinarios, que cumplan con sus obligaciones y no deleguen sus funciones en manos de los taurinos profesionales. Deben actuar con el rigor necesario para que se cumpla el reglamento y la lidia se desarrolle ordenadamente, de manera particular en la suerte de varas.

10º
- Deberemos denunciar, a través de los medios que tengamos a nuestro alcance:

- A los picadores que no cumplan con las normas que rigen el primer tercio de la lidia.

- A los matadores bajo cuyas órdenes actúen y que son, en definitiva, los responsables últimos de su actuación.


- A las autoridades que, haciendo dejación de sus funciones, no corrijan, atajen y sancionen las infracciones cometidas.


Lo demás son milongas.

VICTORINOS RESEÑADOS PARA CORDOBA










Gracias a la web de Victorino Martín, os puedo mostrar las fotografías de los toros reseñados para Córdoba. De seguro que no van a defraudar a nadie.
Los toros responden a los siguientes datos:

PLATANERO 16/4
VERDADERO 21/4
SOBERANO 45/4
HELVÉTICO 56/4
MOSTRENCO 58/4
MELANCÓLICO 61/4
PATANEGRO 65/4
JACARANDO 70/4
MILHOJAS 122/4

5/06/2008

Y LOS MARTES...CAPOTAZOS SUELTOS


JEREZ

FERIA DEL CABALLO

Terminó la feria del caballo de Jerez. Concluyó como va a ser la tónica de la presente temporada. Por un lado, lleno a reventar cuando actué José Tomás, con triunfo grande y porrazo incluido, y por otro fiasco con desencanto de unos y otros cuando se jueguen los pupilos que cría Juan Pedro Domecq. Éstos ya estén herrados con el pial de Veragua o el de Parladé, están mostrando una falta de casta y raza que roza lo escandaloso. Y es que el ganadero jerezano está atravesando por un profundo bache. Lo malo es que ha confundido la cima y se ha caído en la sima. Tanto buscar un toro artista en detrimento de otro fiero que ha terminado por ser su gran perdición. En el pecado llevará la penitencia, pues si las cosas son como debieran el año próximo debería que quedar excluido de los grandes carteles y ciclos feriales, para purgar sus penas en plazas menores. Pero como no estamos en Francia y cuenta con el beneplácito de los espadas de postín, la campaña que viene volverá a deleitarnos con sus toros almibarados.

MADRID

SIN CONTENIDO

Si Juan Pedro va de petardo en petardo, gordo fue también el que pegó recientemente en Madrid, la vacada salmantina de ‘Valdefresno’. Al menos éstos tenían continente, por ahí se salvaban, pero contenido muy poco. Toros con mal estilo, marcadas querencias y poca gana de pelea. Los ‘atanasios’ tampoco pasan por su mejor momento, pero muchos se obcecan en que continúen en lugares de privilegio y ya se sabe, lo que no puede ser no puede ser y además es imposible. Ganaderías y encastes que hace algunos años eran referente y ejemplo, ahora se están convirtiendo en modelo poco recomendable a seguir.

LUCENA

NO CUAJA

No terminan de cuajar los toros en las Fiestas Aracelitanas de Lucena. Muy pobre entrada la registrada el pasado domingo en el coso de Los Donceles, y es que ya se sabe: cuando no existe tradición es difícil cambiar las costumbres de las gentes. Quizá con otro tipo de cartel o con otro tipo de planteamiento, ganadería torista por ejemplo, se podría calibrar si esta fecha en el futuro pasaría a ser un clásico.



Publicado en el diario "El Día de Córdoba" el 6/mayo/2008

5/04/2008

MAS INJUSTICIAS



Repasando una y otra vez el programa de mano de la feria de Córdoba, así como el desarrollo de las primeras ferias del año, mucho nos tememos que el próximo ciclo en honor de Nuestra Señora de la Salud, será un fiasco en cuanto al juego de la mayoría de las ganaderías anunciadas. Sobre el papel, solo Victorino Martín y Fuente Ymbro tienen el placet de la esperanza. Dos ganaderías distintas, que desde el punto de vista ‘torista’ tienen expectación suficiente para que el aficionado confie en éllas. La gran corrida de Victorino jugada en Sevilla y la trayectoria en las últimas campañas de Fuente Ymbro, hacen que sean esperadas con la ilusión de ver al toro bravo de verdad.

Las demás más de lo mismo. Fachada y poco más. Incomprensiblemente por Córdoba aparecerá el ‘perritoro’ que las figuras imponen tarde tras tarde. El espectador calla y lo consiente. Luego que nadie se queje. Luego siempre se lamentaran los taurinos: la corrida no ha servido o la corrida ha tenido calidad pero poca fuerza. Señores toreros, los lamentos no sirven. Tarde tras tarde matan lo que matan, porque son ustedes los que piden el toro bobo y descastado que permite hacer muchos esfuerzos aparentes. Otro gallo cantaría si a los ruedos saltase un toro integro, encastado y con raza. El espectáculo alcanzaría altas cotas y el torero recuperaría cara al espectador mucho crédito, todo el que le quita enfrentarse a toros como los que lidian tarde tras tarde.

El espectador tampoco da el golpe en lo alto de la mesa, y ya se sabe, el que calla otorga. Los públicos son los que deben de demandar el toro de verdad. Ellos tienen la llave. Como muestra un botón basta, exponer que este año repite la vacada que el pasado año nos eternizó la tarde de los ocho toro, Santiago Domecq. También vuelve Buenavista que lleva tiempo que no lidia en Córdoba una corrida completa, y el mesiánico José Tomás ha pedido una corrida de Vegahermosa, ganadería laboratorio de la matriz Jandilla que mantendrá la misma tónica. De las novilladas mejor callar. ¿Tan poco abanico hay en el campo bravo? ¿Nos tenemos que ceñir año tras año al monoencaste imperante?

En los últimos años, ha habido ganaderías que se han ganado la repetición y no han vuelto. Por un lado Ana Romero, encaste santacoloma que no hace mucho nos brindó una corrida de toros, brava, interesante y distinta a todo. Decir también que fue desaprovechada por la terna actuante, especialmente por Rivera Ordoñez que vuelve como el turrón, año tras año. Por otro, Julio de la Puerta, ganadería que al año pasado lidió una gran corrida en la Cruz Blanca y que también fue desaprovechada por los espadas acartelados. Toros de triunfo que desgraciadamente se fueron al desolladero con las orejas puestas. ¿Para cuándo van a repetir estas ganaderías? Se lo han ganado donde lo tienen que ganar, en el ruedo ¿por qué tanta injusticia?

5/02/2008

TODA UNA INJUSTICIA


En el mundo del toro existe la injusticia. En numerosas ocasiones desgraciadamente los méritos realizados en el ruedo, no tienen correspondencia en los despachos. El romanticismo en la profesión se ha perdido. De poco o nada sirve el triunfo en plazas menores. Solo Sevilla y Madrid pesan algo, las demás poca cosa. Toreros de sobrada suficiencia ven como pasan las temporadas, sin que sus triunfos en plazas menores tengan repercusión, cara a una contratación más numerosa. El toreo está así. Poco vale, ya ha quedado dicho, lo que hagas en el ruedo.

Lo que ocurre en el toreo a pie, tiene su reflejo en el escalafón ecuestre. Confieso que no soy especialista en la materia. Solo a fuerza de ver muchos festejos de rejones, algunas veces con buenos maestros, he logrado entender el noble arte de Marialva. Precisamente de un ‘cavaleiro’ luso va la cosa. En el último certamen de Atarfe hubo un vencedor moral que no fue otro de Paulo Jorge Santos. Su rejoneo preñado de ortodoxia encantó a todos. Ya lo dijo Antonio Ignacio Vargas, no ha ganado el mejor, si no el que ha sabido vender mejor la mercancía. Santos derramó clase, oficio y soltura sobre el ruedo de Atarfe. Quedó en segundo lugar, aunque los conocedores del toreo a caballo reiteraran su buen hacer. Al día de hoy, Paulo Jorge Santos, no ha visto refrendada esa clase tan clásica y torera. Ese segundo lugar no se ha visto reflejado en los carteles. Otros peor situados y que hicieron peor papel torean. Las cosas no son así. Paulo Jorge Santos demostró que es un rejoneador a tener en cuenta, y no por pegar caballazos ni gesticular con el tendido, él rejonea de verdad y además muy bien. ¿A que esperan las empresas para darle toros?

Si un certamen internacional de rejoneo que es como se vende, no sirve para que el segundo clasificado tenga toros ¿Qué peso especifico tiene en calendario? Poco o ninguno. Si se quiere mantener como hasta ahora, es lógico que tenga la importancia que ahora no tiene y que lo que vemos, o nos quieren hacer ver por la televisión nuestra, sea un mero pastiche o milonga.

FAROLERO DE PRIETO DE LA CAL EN ZARAGOZA

video Gracias a la web de la Asociación cultural La Cabaña brava (http://toroszgz.org/) aquí tienen el vídeo del tercio de varas que dio el 'veragua' de Prieto de la Cal en la corrida concurso de Zaragoza.