9/04/2009

EXTRAORDINARIA CORRIDA DE RAMON SANCHEZ EN PRIEGO DE CORDOBA

GANADERIA: Seis toros de Ramón Sánchez Recio, muy bien presentados y de gran juego. Destacando los lidiados en 4º y 6º lugar que fueron premiados con la vuelta al ruedo.

TOREROS:

VICTOR JANEIRO (blanco y oro). Tres pinchazos y estocada trasera (silencio) y estocada caída (dos orejas)

ANTON CORTES (celeste y oro). Pinchazo y estocada baja (oreja) y dos pinchazos y media estocada (oreja)

CURRO JIMENEZ (blanco y oro). Estocada caída saliendo prendido (dos orejas) y estocada (dos orejas y rabo)

INCIDENCIAS: Priego de Córdoba, plaza portátil. Corrida de toros con motivo de su feria y fiestas. Media entrada en tarde calurosa. Antes de romperse en paseíllo se guardó un minuto de silencio por la muerte en accidente de un joven componente de la Peña Taurina de Curro Jiménez.

Uno de los males que pesan sobre la fiesta de los toros, es la perdida de la variedad de encastes que conforman el campo bravo. Poco a poco solo una sangre se ha convertido en mayoritaria de la cabaña brava. Por ello la corrida ha perdido matices que son enriquecedores tales como la diversidad y la variabilidad. Uno de estos encastes marginados y arrinconados es el de ‘arranz’. Casta formada en Salamanca por Manuel Arranz con elementos de Vicente Martínez, Conde de la Corte, Graciliano Perez Tabernero y Antonio Pérez de San Fernando y que tras alcanzar renombre fue adquirida por Ramón Sánchez que la trasladó desde el campo charro hasta las laderas cordobesas de la serranía cordobesa.
Ramón Sánchez entró en Priego por la vía de la sustitución y brindó a los asistentes una magnifica corrida de toros. Animales serios, bien presentados, musculados, bien hechos, limpios de pitones y de un variado e interesantísimo juego. Fijo y encastado el primero, bravo y poderoso el segundo, con tranco y codicia el tercero, excepcional para el torero el cuarto, nobilísimo el quinto y con recorrido y temple el sexto. Gran corrida de toros. El ganadero debe de estar satisfecho. El siempre confió con lo que tenía en su casa. Los aficionados también deben de estarlo. Un encaste histórico y que de antaño estaba en los grandes carteles, ha mostrado que tiene cabida en la fiesta de hoy. El toro bravo nunca pasa de moda.
De los toreros poco que contar. Decir que mataron la corrida dignamente y que gracias a un amabilísimo público cortaron todos orejas. Destacar al local Curro Jiménez que estuvo entregado, voluntarioso y valiente toda la tarde. Sus ganas le traicionaron en su primero, al que se empeñó en torear en terrenos de cercanía, cuando el toro le pedía todo lo contrario. Distancia y largueza. Mejor en el sexto al que cuajó dos tandas al natural de gran relieve. Muletazos largos, templados y de gran gusto. Desde el punto artístico lo mejor de la tarde.
Antón Cortés es un torero que sabe torear. El de Albacete tiene un gran gusto pero algo debe de fallar. Un torero que hace muy poco contaba con el beneplácito del público y estaba en muchas ferias, se encuentra en un momento extraño. Sus trasteos fueron muy similares en fondo y en forma. Muletazos pulcros, de muy buen sentido y de gran belleza plástica. Pero sus labores tuvieron el pero de la irregularidad. Estuvo muy por debajo del gran segundo e hizo un esfuerzo con el quinto.
Victor Janeiro es un torero que posee una gran técnica. Profesional y con el oficio muy bien aprendido, el menor de los de Ubrique, peco de torear con muchas ventajas, o lo que es lo mismo, tirando muchas líneas rectas, vaciando las embestidas hacia afuera y con una colocación muy deficiente buscando siempre su ventaja. Tan pulcro estuvo que al concluir la corrida su vestido blanco seguía inmaculado.
Lo mejor de la tarde ha quedado dicho. La gran corrida enviada por Ramón Sánchez. Los ‘arranes’ vuelven por donde solían.

4 comentarios:

Albiac dijo...

Interesantísima aportación, tenemos que fomentar que toros de verdad se prodiguen más en los carteles.

Muy buena noticia.

Antonio Diaz dijo...

Pues que envidia , chico. Que en una portátil salgan toros bien presentados e íntegros es un logro. Lo de los toreros es ya otra cosa , aunque un compañero mio , del que me fio taurinamente , me ha hablado en un par de ocasiones bien de Curro Jiménez , torero que al parecer era compañero del Fandi en sus inicios novilleriles.

Saludos

Salvador Giménez dijo...

Fue muy significativo que el segundo, a mi gusto el mejor de la suelta, al coger las telas del capote de Cortés las partiera de arriba abajo sin hacer esfuerzo aparente. Ese mismo toro también hizo un boquete en el percal de unos de los banderilleros del tamaño de un puño solo que rozar la tela.
Hacia años que no veía una corrida tan limpia de pitones en una portatil.

SANCHEZ-LOPEZ dijo...

Muchas gracias por la información, llego de Calasparra y tras pasar dos grandes tardes con los "conchaysierras" y los "escolares", y ahora ver que los "arranes" vuelven por donde solían sólo me queda decir VIVA LA VARIEDAD DE ENCASTES Y LA INTEGRIDAD DE LA FIESTA.
Sabes que este encaste -los arranes- es muy especial para mí y por eso la alegría es enorme...