10/15/2010

DE ANA PARA NOELIA, DE COMPAÑERA A COMPAÑERA. Firma invitada: Ana Infante




El albero es su tierra, ululea su caballo al viento, acaricia su montura y hace que su cabalgadura pinte el cielo de azul.
En el ruedo nacieron sus amores, amores con aroma a cuero trabajado, a esencia de mujer, a vidas enloquecidas viéndola cabalgar a dos pistas… convirtiendo en dulce el sonido de sus estribos.
Los días de corrida, a dónde va, las féminas del respetable acuden a las ermitas, a pedirle a su Virgencita bajo palio, que la cuide mientras acaricia con su Capote la testuz de esa sombra taurina.
Los jardines con geranios, las casas blancas y con tejas, los miradores con arcos y las ventanas con rejas, todo se viste de color y de alegría, cuando oyen el clamor de ¡Noelia! Una tarde más su sonrisa, su calidez como amazona, han dado vida a los duendes del arte.
La brisa vespertina agita los árboles dorados por el sol, que se alzan y susurran cribando la luz entre sus ramas, esa luz que amenaza en ciernes que esta tarde, en el ruedo estará ella.
Ella es tradición, es una promesa apunto de despertar, una hermosa respuesta a los sagrados castigos del toreo.
Rocía la esfera arenosa, con su Góngora, y en sus manos, hasta un rejón de muerte, lo transforma en una prisionera estrella.
Por eso Noelia, debes despertar de tu profundo sueño de coloridas ilustraciones de palmeras frondosas y olas festoneadas, y no dejes de dibujar en tus zajones dejando que este pasaje solo sea un largo bostezo.
Orgullosa de haberte conocido, compañeras de afición y miedo, seguiré con esa fe absoluta en tu habilidad elegante de tus manos intrínseca, continuaré pensándote como una dama rejoneadora con caderas recubiertas de seda líquida.
No dejes de pintar tus cuadros, de equinos y herraduras, que sin ti me siento sola compañera.

1 comentario:

berrendita dijo...

Impresionante, me quito el sombrero.
Un abrazo.