7/16/2012

UN FIN DE SEMANA MUY CORDOBES TAURINAMENTE HABLANDO


Pasó el fin de semana. Un fin de semana marcado por el calor, los cabreos del personal debido a los recortes marcados por los que nos gobiernan, y respecto a lo que nos interesa y taurinamente hablando, por la presencia de Córdoba en diversos frentes del planeta de los toros. 

En el panorama ganadero hay que felicitar a José Joaquín Moreno Silva por su triunfo en la localidad francesa de Ceret. Saltillos bravos y encastados. Veinticuatro puyazos entre los seis, con algún tercio de varas memorable como el realizado por el piquero salmantino Tito Sandoval. Luego en la muleta los hubo de todo tipo, aunque se dice que tres fueron buenos para el torero, aunque su personalidad y movilidad fueron la tónica general. Sabido es que los franceses nos tienen cogida la delantera en todo lo concerniente a la fiesta, por eso, y ante la crisis que atraviesa la cabaña brava, siempre buscan hierros y encastes diferentes, aquellos que las figuras actuales han marginado por ser anacrónicos, según ellos, para esa pantomima a la que llaman toreo moderno. Por eso el bueno de José Joaquín, como otros muchos ganaderos íntegros con su pensamiento y forma de criar el toro bravo, tienen que emigrar a tierras galas, para poder dar salida a sus productos que aquí otros les desprecian.

En otro orden de cosas en Montilla volvió a celebrarse un festejo taurino. Se corrieron seis toros, por llamarlos de alguna manera, de Jodar y Ruchena. Seis toros que fueron pobrísimos de presentación. Toros sin carnes, mal hechos y peor rematados que tenían pinta de ser producto de una limpieza de cercados. Lo que antes se quitaba de erales o utreros, ahora se lidia muy próximo a cumplir los seis años y ser declarados, reglamento en mano, no apto para la lidia. En otras circunstancias queda la salida de las calles, pero con el trapío de los jugados en Montilla, como que no. Con semejante material hay que destacar a Andrés Luis Dorado, matador de toros cordobés que no ha tenido aún una buena oportunidad para mostrar su valía. El sábado en Montilla estuvo muy por encima de las condiciones de sus dos oponentes, demostrando, una vez más, que es hora de que alguien le tienda una mano para remontar una carrera a la que presta todo su esfuerzo.

El sevillano de nacimiento, jiennense de origen y cordobés de adopción, Juan Ortega, hizo su presentación en la Monumental de las Ventas de Madrid. Ortega destacó, sabido es su buen concepto del toreo, pero el fallo a espadas le privo de un premio mayor. No obstante cuentan que dejo buen sabor de boca, lo que le deja entreabierta la puerta para una repetición, así como para su contratación en otros cosos.

Sigue Rafael Reyes mostrando su proyección. Esta ocasión fue en la localidad onubense de Aracena, en la semifinal de la presente edición del certamen que organizan las escuelas taurinas integrantes de la Fundación Pedro Romero. Allí Rafael cuajó un trasteo interesante y de buen corte, a un complicado eral de Miguel Ángel Millares. Reyes continua adquiriendo oficio para solidificar su innata personalidad. La espada le privo de premios y quizás de entrar en la final, pero lo que está claro es que Rafael Reyes prosigue con buena aplicación el camino iniciado. Lo peor de la actuación de Rafael Reyes vino a través de la televisión autónoma. Si, esa que todos pagamos de nuestros, cada vez mas altos, impuestos y que mantiene personajes como el comentarista taurino en cuestión con su ya habitual “partenaire”, otrora matador de alimañas. Los dos artistas del micrófono se pasaron gran parte de la faena de Reyes, censurando todo lo que se les pasaba por la cabeza. Distancias, colocación, disposición, oficio y todo lo que se les ocurría para menoscabar lo que estaba realizando el novel espada cordobés. Luego a otros participantes se les pasa la mano y se les cantan sus incipientes virtudes, como si hubiera novilleros de distinta categoría. Lo malo de esto, es que lo que censuran a los que empiezan, se lo callan a las llamadas figuras del escalafón los muy pendejos, a saber qué intereses tendrán.

2 comentarios:

RAFAEL COBO dijo...

Chapó, Salvador. Como siempre, la has clavado. Lo de Montilla fue de escándalo. Y lo de ayer de estos señores de la Tele del Sur, ya no tiene nombre.

Salvador Giménez dijo...

De hecho ya ha puesto nuestro querido compañero de Patio de Cuadrillas las puntuaciones para la semifinal de Montoro y como era de esperar a Rafael Reyes ya se lo han cargado.